Un cónclave con sabor asiático

Un delegado degusta un asiático a la entrada del congreso./J. M. R.
Un delegado degusta un asiático a la entrada del congreso. / J. M. R.

J. M. A.CARTAGENA

Las primeras aglomeraciones en el congreso del PSOE no fueron por la llegada del nuevo líder, Diego Conesa, acompañado de su esposa y dos hijos, ni por la aparición del secretario general, Pedro Sánchez, que arrasa, sobre todo, entre las militantes. Las primeras colas y muestras de expectación se produjeron en torno a una pequeña barra instalada a la entrada de la Universidad Politécnica de Cartagena, donde se celebra el congreso, y que repartía gratis cafés asiáticos. Riquísimos. A primera hora de la mañana, despertaron el ánimo a más de un delegado.

Una de las caras más sonrientes de la jornada matutina fue la de la anfitriona, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, muy satisfecha por acoger en el imponente edificio del antiguo Cuartel de Antigones a sus compañeros de partido.

Pedro Sánchez llegó pronto, a las 10.38 horas, pero hasta su intervención en el congreso, casi dos horas después, se instaló en una sala con televisión, desde donde siguió los acontecimientos que se producían en Madrid con respecto a la crisis catalana.

Los sindicatos UGT y CC OO estuvieron representados por sus máximos responsables en la Región, y también asistieron como invitados Croem, Ucomur, la organización agraria UPA y el PSOE de la Comunidad Valenciana, entre otras entidades.

Fotos

Vídeos