La Comunidad amplía a seis años los conciertos educativos «para garantizar una mayor estabilidad»

Varias alumnas salen de un colegio concertado de Murcia en una imagen de archivo. /Edu Botella / AGM
Varias alumnas salen de un colegio concertado de Murcia en una imagen de archivo. / Edu Botella / AGM

Cinco centros de Murcia y seis de Cartagena recibirán subvenciones para Bachillerato a partir del curso 2018-19

LA VERDADMURCIA

El Gobierno regional cerró ayer el último capítulo de la polémica generada a raíz de los conciertos educativos con la renovación del régimen de ayudas a partir de este próximo curso y por un periodo de seis años, en vez de los cuatro actuales. La finalidad, según aseguró ayer la portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, «es garantizar la efectividad del derecho a la educación gratuita, en aquellos niveles y ámbitos establecidos por la legislación, favoreciendo la libertad de elección entre centros públicos y concertados».

El periodo de los conciertos educativos se amplía de cuatro a seis años «para garantizar una mayor estabilidad en el ejercicio de ese derecho». Y, como principal novedad, se contempla el acceso a nuevos conciertos de carácter singular en Bachillerato a partir del curso 2018-19. «Esta extensión responde a la voluntad del Gobierno regional de promover al máximo el ejercicio del derecho a la libre elección de centro para las familias, así como la mejora de las condiciones laborales del profesorado». Sin embargo, y como ya publicó 'La Verdad' el mes pasado, los conciertos de Bachillerato no entrarán en vigor hasta el curso 2018-19 «para no alterar el proceso de escolarización del próximo curso», que comienza en septiembre.

La aprobación de los conciertos educativos de unidades de Bachillerato y Formación Profesional se basa «en la existencia de necesidades de escolarización y demanda social al respecto», indicó el Gobierno regional, que ha tenido que negociar con la patronal del sector y los sindicatos los requisitos que deberán cumplir los centros que se beneficiarán de estos conciertos. En total, 13 para el curso 2018-19, mientras que para el curso 2019-20 serán 22.

Molina y Los Alcázares

En detalle, los centros que incluirán unidades de Bachillerato para el curso 2018-19 son La Merced-Fuensanta, La Inmaculada, Jesús María, San José y Monteagudo-Nelva (Murcia); San Vicente de Paúl, Santa Joaquina de Vedruna, Sagrada Familia, Santa María de la Paz, Narval e Hispania (Cartagena); Salzillo (Molina de Segura) y Las Claras del Mar Menor (Los Alcázares).

En total, el concierto afecta a 615 unidades de Infantil, 1.231 unidades de Primaria y 807 unidades de Secundaria para el curso 2017-18, que implica a 121 centros educativos concertados y supone la atención de unos 75.000 alumnos.

El nuevo régimen, según explicó ayer Arroyo, «atiende a unos criterios de valoración justos y racionales, garantizando en todo momento la complementariedad con la enseñanza pública. Además, los nuevos conciertos de estas enseñanzas no podrán ser causa de reducción de los conciertos vigentes en el resto de enseñanzas, garantizando la complementariedad de las enseñanzas pública y concertada y promoviendo la libertad de elección de las familias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos