La Verdad

Un enjambre de abejas al volante

El coche con el enjambre en la parte trasera izquierda, ayer.
El coche con el enjambre en la parte trasera izquierda, ayer. / J. L. P.
  • Acordonan la calle Emeterio Cuadrado para retirar los insectos pegados a la parte trasera de un coche

Poco habitual, pero no imposible. La Policía Local y Guardia Civil de Mula tuvieron que intervenir, en la mañana de ayer, para que nadie pudiera ser picado ni atacado por un enjambre de abejas que se había posado en el lateral trasero de un turismo, que se encontraba aparcado en la calle Emeterio Cuadrado, en pleno centro urbano. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad acordonaron las inmediaciones de la zona, mientras un apicultor las recogió y liberó la zona de los insectos. El vehículo pertenece a una dependienta de una panadería cercana, que pudo llevarse finalmente el vehículo a las dos de la tarde.

Y aunque por la tarde aún quedaban algunas abejas -aturdidas-, ya no mostraban peligro. Hay que tener en cuenta que los enjambres de abejas no atacan casi nunca, según confirmó este experto. Este tipo de sucesos son «muy raros» y «poco frecuentes» a no ser que antes se haya manipulado o atacado previamente a la colonia. Estos insectos únicamente reaccionan si sufren una molestia o si quieren apartarlas o eliminarlas. Aunque en ocasiones se pueden producir algunos ataques por enjambres instalados en falsos techos, paredes o salidas de chimenea, al tratar de ser eliminados sin recurrir a expertos. Por eso, siempre es aconsejable avisar a Guardia Civil y Bomberos para que actúe una persona profesional.