La Verdad

La Encarnación ya tiene otra monja de clausura

Sor Cecilia (5ª i.), con el alcalde, el cardenal y religiosos. :: j. l. piñero
Sor Cecilia (5ª i.), con el alcalde, el cardenal y religiosos. :: j. l. piñero

El Real Monasterio de la Encarnación, donde residen monjas clarisas de clausura y se encuentra la Santa Espina de Jesús, volvió a acoger la profesión perpetua de una monja, en este caso de la keniata Sor Cecilia, después de 17 años. Esta celebración estuvo presidida por el cardenal Carlos Amigo Vallejo. Como si se tratara del día más feliz de su vida, Sor Cecilia se encontraba pletórica, acompañada por sus hermanas clarisas y el párroco de su ciudad en Kenia, que vino para asistir a la ceremonia. La nueva monja de clausura fue felicitada por el alcalde y, de inmediato, por todas las personas que se encontraban en el templo. «Estoy fascinado», subrayó el cardenal Amigo Vallejo. «Conocía Mula como un pueblo grande con rica historia, pero he quedado realmente admirado».