La Verdad

Acusan a un joven de quemar 4 hectáreas de monte con fuegos intencionados

Un agente observa los daños de uno de los incendios.
Un agente observa los daños de uno de los incendios. / G. CIVIL
  • El sospechoso, de 29 años y vecino de Caravaca, fue localizado con un mechero y fármacos antipsicóticos

Un joven, de 29 años y vecino de Caravaca de la Cruz, ha sido arrestado por la Guardia Civil por su presunta relación con los incendios que el pasado febrero calcinaron unas cuatro hectáreas de terreno forestal en Calasparra. Según precisaron fuentes del Instituto Armado, el sospechoso fue localizado cerca de uno de estos fuegos con un mechero y gran cantidad de fármacos antidepresivos y antipsicóticos que también se hallaron en la zona del suceso. Los delitos de incendio forestal se castigan con penas que oscilan entre uno y cinco años de prisión.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) comenzó a trabajar en este caso a raíz de un incendio que se produjo a comienzos de febrero en una zona próxima a la vía férrea, situada en el paraje el Peralejo. Las llamas calcinaron cerca de 200 metros cuadrados de masa forestal, para cuya extinción fue necesario un amplío despliegue de medios. En él participaron dotaciones de bomberos, retenes de agentes forestales, así como efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local.

La inspección del lugar y el interrogatorio de algunos testigos constató que el incendio había sido intencionado y el Instituto Armado comenzó entonces a realizar vigilancias en las zonas forestales próximas a la vía del tren. Mientras continuaba ese dispositivo, ya a finales de mes, otro fuego hizo disparar todas las alertas. Este se produjo a escasos metros del primero, en una zona en la que resultaron calcinadas más de tres hectáreas de pino, monte bajo y retama. Los vecinos, que colaboraron en la extinción del incendio, aseguraron haber visto en la zona a una persona y rápidamente se hizo una batida para tratar de dar con el responsable.

Según explicó el Cuerpo, el ahora arrestado fue localizado cerca del lugar y le fue intervenido un mechero, así como gran cantidad de antidepresivos y antipsicóticos, de utilidad psiquiátrica. En el curso de las investigaciones se localizó junto al punto de ignición del fuego un blister de medicamentos similar.

Además, el vehículo propiedad de esta persona fue ubicado en el mismo lugar y momento en que se originó el incendio, estacionado en las inmediaciones. A la vista de los indicios y testimonios obtenidos, la Guardia Civil decidió detener al joven acusado de un presunto delito de incendio. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Caravaca dirige la investigación.