La Verdad

Los ríos Mula y Pliego ya son zonas de especial conservación en la Red Natura

Salto del Usero, en Bullas, en el cauce del río Mula.
Salto del Usero, en Bullas, en el cauce del río Mula. / E. Botella / AGM
  • El Gobierno regional pretende cumplir este año con el 75% de la planificación prevista, «para acabar en 2018», según la consejera

El Consejo de Gobierno aprobó ayer, a propuesta de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, la declaración de la Zona Especial de Conservación (ZEC) de los ríos Mula y Pliego, así como su plan de gestión. Con esta nueva declaración, que ya adelantó el mes pasado 'La Verdad', el Gobierno regional ya ha cubierto el 22,4% de las actuaciones previstas en la Red Natura 2000, «y el objetivo este año es cumplir un 75% de la planificación de la Red, para acabar en 2018», aseguró la consejera del área, Adela Martínez-Cachá, quien consideró que el proceso de planificación integral de la Red Natura 2000 «va a dar un importante avance este año».

En las próximas semanas, el Consejo de Gobierno aprobará también la ZEC Minas de la Celia, ubicada en el municipio de Jumilla, y la ZEC Cueva de las Yeseras, en Santomera, avanzó Martínez-Cachá.

La zona aprobada ayer abarca una extensión de 829,73 hectáreas repartida en los municipios de Bullas, Mula, Pliego, Albudeite, Campos del Río, Alguazas y Las Torres de Cotillas. La ZEC de los ríos Mula y Pliego queda comprendida por ambos cauces, la rambla de Perea, afluente del río Mula por su margen izquierda, así como parte de las ramblas del Madroño o del Campillo, de la Herreña o del Atascador y del Huérfano, y el barranco del Barbol, todas ellas afluentes del río Pliego. Además, se incluyen los embalses de La Cierva y Los Rodeos, en el río Mula, y de Pliego, en el río Pliego.

En esta zona se encuentran cartografiados 20 de los 50 tipos de hábitats de interés comunitario presentes en la Región, de los que cinco son prioritarios, ocho raros y siete muy raros. El 75% presenta un estado de conservación excelente, y el resto (5), bueno. Esta ZEC posee importancia regional para la conservación de los hábitats fluviales con un régimen hídrico permanente, así como de aquellos que se corresponden con un régimen de tipo rambla.

En esta zona destacan tramos de alta calidad paisajística, como aquellos donde el río atraviesa zonas montañosas y áreas agrícolas de secano poco transformadas, sobre todo los tramos altos de los ríos Pliego, Mula y la rambla de Perea, donde además se encuentran enclaves de elevado valor como el Salto del Usero y la cabecera de la mencionada rambla.

Plan de gestión

El Plan de Gestión de los ríos Mula y Pliego pretende conseguir la compatibilidad, coherencia y sinergias entre la conservación del espacio protegido, la gestión racional de los recursos naturales y el desarrollo sostenible del medio. Responde a los requisitos exigidos por las directivas comunitarias de Hábitats y Aves y la normativa estatal, para garantizar el estado de conservación favorable de los hábitats y especies silvestres de flora y fauna de interés comunitario.

Una de las novedades del plan que ayer recibió el visto bueno es que se trata del primero en el que se aplican las directrices para la elaboración de la planificación de la Red Natura 2000 de la Región, aprobadas en abril de 2015; además de que también es el primero en el que se contempla la regulación de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

El objetivo es mantener la integridad de la Red Natura 2000 y conservar la diversidad biológica y ecológica. El Plan de Gestión de los ríos Mula y Pliego es el resultado «de la colaboración de las administraciones implicadas e incorpora aportaciones de una importante fase de información pública, consulta institucional y audiencia a interesados, así como de un trabajo de consenso y diálogo con todas las organizaciones económicas, sociales y ambientales de la Región», según la Comunidad.