La Verdad

El alcalde exige a Faepu que no coja currículos para ser transparentes con la obra de Portmán

El alcalde, al fondo, en una reciente reunión con Faepu.
El alcalde, al fondo, en una reciente reunión con Faepu. / J. P. S.
  • El presidente de la federación empresarial local, Carlos Bernabé, hermano del exalcalde y diputado del PP, cree que López Milán habla «desde la ignorancia»

Primer encontronazo -y serio- entre el nuevo presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de La Unión (Faepu), Carlos Bernabé (hermano del excalde del PP y actual diputado en el Congreso, Francisco Bernabé) y el Gobierno local socialista. Y ello a cuenta del proceso de selección de personal para las obras de regeneración de la bahía de Portmán, cuyos currículos está recogiendo Faepu en su sede de las antiguas instalaciones de La Maquinista de Levante.

En un duro comunicado público, el alcalde, Pedro López Milán, exige a Faepu que «deje trabajar a los organismos competentes en la selección de personal y que no se atribuya competencias que no le corresponden». En su argumentación, expone que el departamento de recursos humanos de la empresa adjudicataria de las obras, la UTE Marco-Ciomar, «es la única entidad con legitimidad para poder desarrollar el proceso de selección de personal que trabaje en las diferentes fases del proyecto». En caso de que algún organismo o colectivo pueda colaborar en el proceso de selección, continúa el regidor, sería «el Servicio Regional de Empleo y Formación de la Comunidad Autónoma (SEF), como ente público cualificado».

Máxima transparencia

De esta forma, según el primer edil, se garantizaría «la máxima transparencia y pluralidad en el proceso y tratamiento de selección de los perfiles profesionales». López Milán asegura entender la preocupación de Faepu por el desempleo en el municipio, pero otra cosa, a su juicio, es «confundir a los ciudadanos, ya que esta asociación es de naturaleza privada y no se trata de un organismo autorizado para iniciar este proceso de recogida de currículos, máxime cuando se están difundiendo unas expectativas de trabajo inciertas, ya que todavía no se conoce la partida presupuestaria para la regeneración en los presupuestos generales del Estado para este 2017».

Para revertir esta situación, el Gobierno local afirma haber trasladado a Marco-Ciomar «su interés en que los empleos, que se puedan originar en las diferentes fases de este proyecto, sean cubiertos mediante un proceso de selección que se desarrolle bajo los criterios y garantías de transparencia, pluralidad e igualdad de oportunidades para todos». «No se puede jugar con un tema tan serio para el municipio», concluye.

Desde Faepu, su presidente, Carlos Bernabé, aseguró estar «sorprendido y profundamente molesto» por el comunicado del gobierno local.

Seguirán con la recogida

El dirigente empresarial insistió en que seguirán recogiendo currículos, y que él no está «en política», en alusión a sus vínculos familiares. Asimismo, mostró su contrariedad por el «tono beligerante y desproporcionado en la forma de manifestarse el alcalde». Según dijo, la iniciativa de recoger los currículos es «desinteresada, para facilitar a los ciudadanos la a veces complicada tarea de presentar una solicitud de empleo y con nuestros propios medios». Puesto que, añadió, «ni tan siquiera se nos ha solicitado información acerca de la misma, no nos queda otra opción que pensar que se habla desde la más absoluta ignorancia».

Bernabé recordó que alcanzó un acuerdo con la adjudicataria para facilitarle el proceso de recogida de las solicitudes «y ello sin perjuicio de que pudieran dirigirse a cualquier otra instancia que estimaran más oportuna». Esta actuación, resaltó, «jamás ha supuesto que Faepu se haya inmiscuido».