La Verdad

El consejero defiende la calidad de las obras en la carretera de Fuente Librilla

Un representante de la empresa constructora, el director general de Carreteras, el consejero Rivera y el alcalde de Mula, ayer.
Un representante de la empresa constructora, el director general de Carreteras, el consejero Rivera y el alcalde de Mula, ayer. / J. L. P.
  • Pedro Rivera responde a las quejas de los vecinos que la vía es «adecuada y óptima para la circulación»

La Consejería de Fomento e Infraestructuras culmina las obras de ampliación y mejora del firme de la carretera RM-C2, que conecta las pedanías de La Puebla de Mula y Fuente Librilla, y cuya inversión ha sido de 746.233 euros. El titular del área, Pedro Rivera, visitó ayer la infraestructura junto al alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, y destacó que «es una carretera completamente arreglada y en condiciones, y se ha construido lo que se proyectó».

Rivera defendió las mejoras realizadas frente a las críticas lanzadas por los vecinos, así como desde la propia Corporación municipal, especialmente del grupo de Ciudadanos. El consejero quiso aprovechar su presencia para intentar calmar a los que cuestionan el estado final en que ha quedado el acondicionamiento.

En su opinión, «es una hecho incuestionable que la carretera se encuentra mucho mejor de como estaba». Sin embargo, la edil portavoz de la formación naranja, Antonia Salcedo, le dijo que la obra «no ha quedado bien», a la vez que le alertó de que «pone en riesgo la integridad física de las personas que circulan por esta vía, sobre todo para los residentes en Fuente Librilla». Pero el responsable de Fomento manifestó que «ya me gustaría tener más presupuesto, pero esta carretera es adecuada y óptima para la circulación. En el Gobierno regional no bromeamos con la seguridad vial».

Por su parte, el regidor socialista volvió a insistir en que «las obras se han realizado tal y como venían en el proyecto. Yo no estoy de acuerdo, pero es lo que hay».

Las obras principales han consistido en aumentar el ancho de la plataforma de la carretera hasta en 1,3 metros, pasando de una anchura media de 4,5 metros a la actual de 5,8 metros, en todo el tramo de 16 kilómetros. Además, se han pintado las marcas viales en las bandas laterales y el eje central que separa los dos carriles, uno por cada sentido, pudiendo circular ya turismos y vehículos pesados, que antes tenían dificultad por ser muy estrecha.

De tercer nivel

También se han realizado trabajos de saneamiento del firme en las zonas de blandones y de ampliación de drenaje, además de aplicar un triple tratamiento superficial sobre el firme, y reponer la señalización vertical. Según la Consejería, las actuaciones llevadas a cabo son la mejor solución para este tipo de carretera, clasificada dentro de la red regional como de tercer nivel, y por la que circulan alrededor de 500 vehículos al día. Pedro Rivera defiende que «se han realizado unos trabajos que incluso mejoran las obras proyectadas». Una valoración muy distinta a la formulada por los usuarios de esta infraestructura.