La Verdad

La alcaldesa se baja el sueldo un 20%, pero aumenta la partida para sus ediles

La nueva alcaldesa, Ester Hortelano, primera por la derecha, aprueba la propuesta junto a ediles de su equipo en el Pleno.
La nueva alcaldesa, Ester Hortelano, primera por la derecha, aprueba la propuesta junto a ediles de su equipo en el Pleno. / J. A. Moreno
  • El coste del nuevo equipo de gobierno del PP y Blanca Puede sube en 12.000 euros al año, con más horas liberadas

El nuevo equipo de gobierno de Blanca se estrenó con una reestructuración de liberaciones que supondrá un coste de 12.000 euros más al año a las arcas municipales. Así, el gesto de la nueva alcaldesa, Ester Hortelano (PP), rebajándose el sueldo un 20% en el primer Pleno municipal que presidió anteanoche, tras la moción de censura contra su antecesor en el cargo, el socialista Pedro Luis Molina, quedó un poco diluido con el incremento de las horas que deberá abonar el Consistorio por las tareas de los ediles.

El portavoz del PSOE denunció que «las asignaciones suben considerablemente». Tanto Hortelano como el edil popular Ángel Pablo Cano reconocieron que «el anterior equipo de gobierno tenía asignados en 2016 una cantidad de 84.221 euros, frente a los casi 97.000 euros de la nueva Corporación, pero con la circunstancia de que ahora seremos ocho los concejales con mayor dedicación frente a los seis de la anterior».

En la nueva estructura, además de la primera edil, quedan con dedicación exclusiva Soledad Ríos (Blanca Puede), con una retribución de 1.237 euros brutos, en 14 pagas mensuales y con dedicación parcial; Lucía Ato (PP) con una dedicación semanal de 25 horas y libertad de horario, percibiendo 825 euros brutos; y Francisco Javier Rodríguez (Blanca Puede), 759 euros brutos y dedicación semanal de 23 horas, con libertad de horario. Los restantes cuatro concejales populares, Ángel Pablo Cano, Juan Manuel Molina, Amador Ruiz y la futura edil que entrará en sustitución de Rafael Laorden, Mª Carmen Ríos, percibirán 462 euros brutos en 14 pagas, con dedicación semanal de 14 horas y libertad de horario. La regidora pasará a cobrar 2.262 euros brutos, en 14 pagas, frente a los 2.800 euros del anterior. La Corporación aprobó las nuevas asignaciones con los votos favorables de PP y Blanca Puede, y en contra de PSOE y C's.

La despedida de Laorden

Otro aspecto de cambio fue el adiós a la política del histórico edil popular y exalcalde Rafael Laorden, tras un cuarto se siglo en la Corporación y presidiéndola durante 22 años. No asistió al Pleno, y fue el secretario quién dio lectura a la carta que remitió el 30 de diciembre en la que anunció su renuncia «irrevocable por razones de ética y responsabilidad, ya que ambas también existen en política», a la vez que defendió que «siempre entendí la acción política como una vocación de servicio».

La decisión de la bajada de sueldo de la alcaldesa fue elogiada incluso por el propio Molina, aunque añadió que de su sacrificio se «benefician el resto de concejales». Igualmente, mantuvo un rifirrafe con el edil Francisco Javier Rodríguez, quien ha asumido responsabilidades de gobierno. Y es que, aunque parecía que la primera sesión plenaria presidida por Hortelano iba a transcurrir sin reproches y ataques personales, al final se repitieron los enfrentamientos de siempre. Así, el asunto de las asignaciones de los miembros de la Corporación volvió a enfrentar a los dos grandes partidos.