La Verdad

Molina baraja compensar a los vecinos por las restricciones en el suministro del agua potable

  • El Ayuntamiento avisa de que aún no se puede beber del grifo en nueve pedanías y urbanizaciones, con más de 15.000 habitantes

El Ayuntamiento de Molina de Segura y la empresa Sercomosa, responsable del servicio de abastecimiento de agua en el municipio, están estudiando fórmulas para compensar en el recibo del agua, a los vecinos, por los inconvenientes ocasionados con la recomendación de no beber agua de la red municipal. El resultado de los análisis realizados ayer muestran ya niveles más bajos de trihalometanos, pero aún así se sigue manteniendo la recomendación de no beber agua del grifo en las zonas de Altorreal, Montepríncipe, El Llano de Molina, Los Conejos, Los Olivos, La Quinta, Toscas-Chorrico, Mirador de Agridulce y Los Vientos. Estas zonas representan el 21% de la población, lo que supone más de 15.000 habitantes. El Consistorio y la concesionaria continuarán realizando análisis en estos núcleos con diferentes actuaciones para que hoy los niveles de trihalometanos sigan bajando, con el objetivo de poder restablecer «lo antes posible» la normalidad en todo el término municipal.

Por su parte, el Ayuntamiento de Cieza informó ayer, a mediodía, del fin de la alerta sanitaria en el suministro de agua potable para el término municipal, con la excepción de las zonas del Poblado de Ascoy, Residencial de Ascoy, polígonos industriales de Sierra Ascoy, Los Prados y El Búho y poblado de Los Casones. En estos puntos señalados no se puede consumir agua del grifo todavía hasta nueva orden. También, conjuntamente con Aguas de Cieza, informó de que tras el seguimiento analítico diario efectuado al agua suministrada a este municipio por la Mancomunidad de Canales del Taibilla, se corrobora que los resultados de trihalometanos son normales e inferiores a los reglamentariamente permitidos.

Esta situación fue notificada al Servicio de Sanidad Ambiental de la Dirección General de Salud Pública. Y bajo las indicaciones que dictaminó el referido organismo, el Ayuntamiento informó de que el agua de abastecimiento puede ser consumida en la mayor parte del municipio, con total normalidad, y empleada para cocinar, aseo y limpieza. Cuando el seguimiento analítico continuado a las zonas en las cuales aún no es posible usar el agua para beber permita ratificar la vuelta a la calidad exigida reglamentariamente, el Ejecutivo local notificará el fin de la alerta sanitaria también para las mismas. Mientras, en esas zonas el agua podrá emplearse para el resto de usos excepto ingerirla.

Igualmente, el Ayuntamiento de Blanca informó de que, tras los resultados de los últimos análisis realizados en la red de agua municipal, todos los valores son correctos y, por tanto, el agua es apta para su consumo con total normalidad. De la misma manera, los consistorios de Las Torres de Cotillas y Abanilla colgaron en sus páginas web el anuncio de que se permite el consumo.

En cambio, se mantenía hasta ayer el consejo de no beber agua en todo el término municipal de Alguazas, con unos 10.000 habitantes, así como en la localidad de Abarán.

PSOE y PP se enzarzan

La dirección regional PSOE denunció ayer la «pésima gestión» del Gobierno autonómico ante el problema de consumo de agua en algunos municipios de la Región. El diputado socialista Jesús Navarro pidió explicaciones a la consejera Adela Martínez-Cachá por la «insalubridad del agua que han bebido miles de murcianos y a los que no se les ha avisado con el tiempo suficiente», ya que, advierte, se conocía el problema desde hace varios días. En su opinión, «es incomprensible que los municipios que se abastecen desde la potabilizadora de la Sierra de la Espada estén siendo informados de forma escalonada de que el agua potable no es apta para consumo, en lugar de comunicar el problema a todos a la vez».

El secretario ejecutivo de Agricultura, Agua y Medio Ambiente del PP, Jesús Cano, sostuvo que el Gobierno regional y la Mancomunidad de Canales del Taibilla han actuado «con diligencia y responsabilidad», y « han informado según los protocolos y tomado las medidas necesarias para solventar la situación».