La Verdad

El paso del tiempo es el último pasajero

El techo de la estación de La Puebla de Mula se ha desmoronado.
El techo de la estación de La Puebla de Mula se ha desmoronado. / J. L. P.
  • El Consistorio pedirá a la Consejería y a Adif la restauración de las estaciones de tren de la vía verde de cara al Año Jubilar de Caravaca

Destrozadas y con riesgo de derrumbe. Es el aspecto que presentan las paredes de las antiguas estaciones ferroviarias de Los Baños de Mula, el Zurbano y La Puebla de Mula. Las dos primeras son propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y el Consistorio le reclamará a Adif que las restaure. La tercera, la de La Puebla, es de titularidad municipal y el Ayuntamiento solicitará colaboración económica a la Consejería de Turismo.

En el Pleno de noviembre, la concejal de Ciudadanos, Antonia Salcedo, expresó su «preocupación por el mal estado de estos edificios, no solo por el peligro de derrumbe, si no por la mala imagen que ofrecerá a los peregrinos el próximo año». Las estaciones forman parte del recorrido de la vía verde y de cara al Año Jubilar de Caravaca de la Cruz, por este camino se espera que pasen miles de peregrinos. El alcalde, Juan Jesús Moreno, reconoce que la imagen que «se ofrece no es buena».

Por ello, el regidor propondrá a la Consejería de Desarrollo Económico restaurar la estación de propiedad municipal, que actualmente está vallada debido a los desprendimientos que ha sufrido su estructura. El inmueble no tiene ni tejado. «Habrá que redactar un informe sobre la cuantía de las obras», avanza Moreno. También pedirá al gerente del Consorcio de las Vías Verdes de la Región, Juan Soria, que «interceda» ante Adif para que estudie la restauración de las estaciones de Los Baños, que se encuentra con las paredes y techos destrozados, y del Zurbano, que luce con las puertas y ventanas tapiadas.

La importancia de estas edificaciones radica en que son las únicas en pie de la antigua vía ferroviaria que unía Murcia con las poblaciones de las comarcas del río Mula y Noroeste. Este trazado está ocupado ahora por la vía verde. En el listado de infraestructuras ferroviarias en desuso y que corren el riesgo de desmoronarse si no se les da una segunda vida, también está el apeadero del Niño. El PSOE propuso que fuese cedido a asociaciones sin ánimo de lucro porque en la actualidad está cerrado.