La Verdad

Antonio Jesús García Conesa.
Antonio Jesús García Conesa. / LV

El alcalde ofrece a C's entrar en el gobierno local para evitar una posible moción de censura

  • El debate presupuestario enfría el pacto de estabilidad entre socialistas y naranjas, desde el comienzo de la legislatura

Fuente Álamo podría ser el próximo municipio de la Región que cambia el signo del gobierno local en lo que va de legislatura. De momento, solo es una posibilidad, pero no hay que descartar que pueda formalizarse una moción de censura en los próximos meses, debido a la fría y distante relación que tienen actualmente el equipo de gobierno municipal (PSOE) y los tres concejales de Ciudadanos.

Cabe recordar que, gracias a los ediles del partido de la formación naranja, el candidato socialista Antonio Jesús García Conesa fue aupado a la alcaldía en junio de 2015, aún no siendo la formación más votada. Desde entonces, PSOE en el gobierno local y C's en la oposición preservan un «pacto de estabilidad», no reconocido por ambas partes, y que ahora parece resquebrajarse.

La tensa relación entre ambos partidos en el Ayuntamiento se ha dejado ver en las intervenciones de los últimos plenos municipales, pero el detonante de que podría dar al traste con el acuerdo tácito de legislatura es «la falta de diálogo» para aprobar los presupuestos de 2017. Así lo reconoció a 'La Verdad' el portavoz de Ciudadanos, José Antonio Oliver, para quien «las cosas ya no son como antes, porque no hay contacto fluido entre nosotros».

Oliver, quien ostenta la presidencia de la Comisión de Transparencia, pese a estar formalmente en la oposición, aseguró que la moción de censura «no está encima de la mesa actualmente, porque valoramos mucho la estabilidad del gobierno y éste no puede estar cambiándose por las buenas». Eso sí, insistió en que los cauces de comunicación con el equipo de gobierno socialista «deberían volver a la normalidad».

Por su parte, el primer edil, al ser preguntado por una eventual moción de censura que propiciara su abandono del cargo, respondió sentirse «sorprendido» por esa posibilidad. García Conesa, que en ningún momento reconoció su distanciamiento con los ediles de C's, afirmó que «el gobierno local conversa con todos los partidos de la oposición para aprobar los presupuestos, y también con Ciudadanos». En cualquier caso, recordó que, «desde el inicio de la legislatura», ofreció a Ciudadanos formar parte del gobierno. Un ofrecimiento que, agregó, «hago explícitamente ahora de nuevo, porque entiendo que sería positivo para el municipio».

Mientras, el tercero en discordia para que una eventual moción de censura saliera adelante, el PP, como grupo mayoritario en la corporación, prefirió ser prudente ante la situación generada, aunque «claro que hablaríamos si fuese una posibilidad real», aseguró su portavoz, Bartolomé Rabal. En cierto modo, añadió, «desde el primer minuto de la legislatura hemos estado a disposición de Ciudadanos para poder llegar a un acuerdo de gobierno».

Sin embargo, aclaró Rabal, «se cierran en banda al reclamar una cosa que no depende de nosotros, como es la renuncia al acta de concejal de María Antonia Conesa [ex alcaldesa de Fuente Álamo]». Rabal recordó que Conesa «ya se dio de baja en el PP, que es lo que reclamaba Ciudadanos al estar imputada, pero la decisión de abandonar la corporación solo depende de ella, no del PP».

Precisamente, el portavoz regional de C's, Miguel Sánchez, se reúne esta mañana con el propio alcalde de Fuente Álamo, Antonio Jesús García Conesa, para analizar la situación política en el municipio y plantear por dónde irá el futuro inmediato.