La Verdad

La Consejería pone en valor el arroz como cultivo sostenible en un entorno ecológico

  • Adela Martínez-Cachá afirma es «una actividad tradicional muy arraigada y es el primer arroz del mundo que cuenta con el aval de garantía y calidad de la Denominación de Origen»

Los arrozales de Calasparra son un ejemplo de cultivo sostenible en un entorno ecológico. Así lo destacó la consejera de Agua y Agricultura, Adela Martínez-Cachá, en su visita ayer a la localidad. Hizo hincapié en que es «una actividad tradicional muy arraigada y es el primer arroz del mundo que cuenta con el aval de garantía y calidad de la Denominación de Origen».

El coto está formado por la cuenca de los ríos Mundo y Segura a su paso por Calasparra, expandiéndose a Moratalla y Hellín (Albacete). Además, resaltó que esta vega presenta una elevada importancia para la conservación de la diversidad biológica, por lo que está entre los espacios naturales protegidos de la Región y forma parte de la Red Natura 2000. También incluyen los corredores naturales del Segura y el río Mundo, como los mejores refugios de la nutria, aves acuáticas como el martinete y avetorillo, y otras especies como el galápago leproso, el cacho y el odonato. Sin olvidar la rica vegetación autóctona.