La Verdad

El Ayuntamiento echa el cierre por un curso de los funcionarios

Dos vecinos acceden a la sede del Consistorio.
Dos vecinos acceden a la sede del Consistorio. / J. P. S.
  • El alcalde responde a las críticas vecinales, por el cese de actividad los días 13 y 17, que él y los ediles atendieron al público y que el registro permaneció abierto

«13 y 17 de octubre, cerrado por curso de los funcionarios municipales». Esa es la información que el Ayuntamiento de La Unión colocó en la puerta principal del Consistorio para advertir de que, durante cada una de esas jornadas, la atención al público por parte del personal funcionario municipal (de 9 a 14 horas) no sería posible debido a un programa de formación continua. Cosa que no sentó muy bien a algunos vecinos, quienes se dirigieron a 'La Verdad' para explicar que esos días intentaron realizar gestiones y no pudieron hacerlas al percatarse del letrero en la puerta y comprobar cómo el acceso al interior del Consistorio estaba impedido por una cinta.

«No es de recibo», argumentaron estos vecinos, quienes matizaron que no están en contra de que los funcionarios lleven a cabo «el reciclaje profesional que consideren oportuno», pero sí «que se haya hecho coincidir durante jornadas completas de atención al público». En su opinión, deberían explicarse los motivos por los que este tipo de convocatorias «no se hacen en horarios distintos a los de atención al público». Unas críticas de las que el alcalde socialista, Pedro López Milán, aseguró no tener conocimiento, pero que, en cualquier caso, considera «injustificadas».

Horarios intensivos

El primer edil dijo que la planificación de estas jornadas, «de cursos convocados por la Comunidad Autónoma», se hizo pensando «en horarios intensivos para aprovechar mejor el tiempo», teniendo en cuenta, además, que «se sumaron funcionarios de otros ayuntamientos de la comarca».

López Milán subrayó, no obstante, que «lo último» que querría él «es perjudicar los derechos de los ciudadanos», de ahí que «se ordenó mantener abierto el registro municipal en la oficina de turismo», así como el servicio ordinario de la Policía Local. Recordó que cuando él accedió al cargo, en junio de 2015, suprimió la orden de cierre del Ayuntamiento durante la segunda quincena de agosto, «que se venía haciendo en los últimos años».

Además, dijo que tanto él como todos los ediles estuvieron «como cualquier día» a recibir a los vecinos que así lo desearon.