La Verdad

El monasterio de la Encarnación será restaurado para acoger la Santa Espina

El alcalde (c) y la consejera, ayer, contemplan la Santa Espina.
El alcalde (c) y la consejera, ayer, contemplan la Santa Espina. / J. L. P.
  • El proyecto tendrá un presupuesto de 25.000 euros; la reliquia se podrá visitar desde finales de noviembre

La Región sigue ganando enteros como destino para el turismo religioso. La Santa Espina de Mula se podrá ver en el Real Monasterio de Nuestra Señora de la Encarnación a finales del próximo mes de noviembre. Así lo anunció ayer la consejera de Cultura, Noelia Arroyo, tras la visita que realizó al convento para conocer la capilla que permitirá dar culto a la citada reliquia.

El obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, confirmó en julio que la Santa Espina pertenecía a la corona que llevó Jesucristo, según una investigación que recogía los testimonios hallados en documentos del cardenal Belluga y otros obispos. El 10 de octubre, el Gobierno regional aprobó el proyecto de ejecución, conservación y restauración de la cratícula y comulgatorio del monasterio, y la consejera avanzó ayer que las obras de adecuación de la capilla «comenzarán en breve», con un coste de 25.000 euros. Las obras prevén la restauración de la pintura mural de la estancia del comulgatorio, desmontando los elementos que enmarcan el actual torno. También se recuperará una mayor superficie de las pinturas murales originales. Para garantizar la exhibición de la Santa Espina, se instalará una vitrina de alta seguridad ante el muro situado en el extremo contrario a la cratícula (actual torno). El objetivo del proyecto es compaginar el valor religioso del monasterio, declarado Bien de Interés Cultural, con la exposición de la Santa Espina.

La consejera Arroyo aclaró que el convento no se convertirá en un museo, «sino que se le añadirá un nuevo elemento que lo enriquecerá todavía más y contribuirá a conocer su historia y a dar un mayor realce a su función de lugar de culto religioso».

Incentivos fiscales

Las obras se acometerán gracias a la colaboración entre el Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería, el Ayuntamiento de Mula y la Comunidad de Religiosas Clarisas.

A la visita también asistió el alcalde, Juan Jesús Moreno, quien se mostró esperanzado por la repercusión que tendrá la reliquia en la afluencia de turistas al municipio. En esta misma línea, la consejera apuntó que el proyecto «contribuirá a reforzar la Región como destino de turismo religioso durante 2017, pudiendo alcanzar los dos millones de visitantes, algo para lo que el Gobierno regional ya trabaja conjuntamente con otras administraciones; y con medidas como los incentivos fiscales y el fomento del mecenazgo cultural para incrementar el turismo».