La Verdad

Acusan de pasividad a Industria con la línea de alta tensión en Sierra Espuña

  • La plataforma de afectados estudia nuevas movilizaciones por los incumplimientos de los compromisos

Hace ya más de tres meses que se reunieron con el consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, para exponerle sus quejas y sus temores con respecto a la línea de alta tensión que conducirá la energía producida por la macro planta solar que Gestamp tiene previsto construir sobre 1.400 hectáreas de la pedanía lorquina de Zarcilla de Ramos.

Una reunión que fue fruto de las movilizaciones vecinales y las más de 6.000 alegaciones medioambientales y socioeconómicas presentadas en diciembre al proyecto. La línea, de 400.000 voltios, afectaba a 450 fincas de las pedanías altas de Lorca (51), de los parajes del Llano de las Cabras, Llano de Bojas, El Prado, Cambrones y Los Albares, de Aledo (147) y de Las Viñas, Carivete, Lébor, Hondales, Torremocha, La Ñorica y Los Charcos de Totana (252) a lo largo de sus 40 km. de recorrido, además de estar proyectada en las inmediaciones de espacios protegidos (el LIC Lomas del Buitre y río Luchena, y Sierra de la Tercia; y la Zepa sierras del Gigante-Pericay, Lomas del Buitre-Río Luchena y Sierra de la Torrecilla) y pasar junto a los yacimientos arqueológicos Cabezo Gordo (Totana) y La Agualeja I, donde tienen sendos apoyos, además de por las inmediaciones de La Bastida (Totana), sin que el proyecto cuente con el preceptivo informe de Cultura.

En la reunión mantenida con Hernández, recuerda el presidente de la plataforma vecinal, Claudio Pallarés, «el consejero se comprometió a facilitar una reunión de la plataforma de afectados con la empresa y también en la Asamblea se aprobó una moción en la que se comprometían a estudiar todas las opciones para dar con la que menores perjuicios causaran a los vecinos de Totana, Aledo y Lorca».

Sin reunión con la empresa

Sin embargo, ni ha habido reunión de la plataforma con la empresa, ni se ha facilitado el proyecto a los afectados; tampoco a los Ayuntamientos de Aledo y Totana, que se han opuesto desde el principio al proyecto tal y como se había presentado, y han propuesto numerosas alternativas. «Nos dijeron que el proyecto estaba en Madrid y cuando lo hemos solicitado allí, nos dicen que lo tienen en el área de Industria de la Delegación del Gobierno. No hacen más que darnos largas para que, mientras tanto, el proyecto siga adelante», afirma Pallarés, que recuerda que hace unas semanas el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, firmó un acuerdo de colaboración con la empresa Gestamp para facilitar la ejecución del proyecto.

La plataforma contra la línea de alta tensión asegura que aún no se ha dado respuesta a las miles de alegaciones presentadas dentro de plazo, pero que «los técnicos de la empresa, mientras tanto, siguen visitando la zona para seguir adelante con los trabajos». Esta semana, miembros de la Asociación de Vecinos de la pedanía lorquina de La Paca, que inicialmente se habían mostrado a favor de la macro planta solar, se reunieron con representantes de la plataforma de afectados en un encuentro organizado por la Asociación para la Custodia del Territorio (Acude). «Nos dijeron que se sienten engañados porque los empleos prometidos serán solo para personal cualificado y van a convocar una reunión para plantear a sus socios la adhesión a la plataforma».

Igualmente, desde la plataforma tienen previsto reunirse la semana próxima «para estudiar nuevas movilizaciones y que no se olvide esto. Ya está bien de tanta mentira», asegura Pallarés.