Los ciudadanos podrán aportar ideas al plan regional de buen gobierno

Noelia Arroyo y Enrique Ujaldón, en la rueda de prensa de ayer, en San Esteban. / V. Vicéns / AGM

La Consejería de Transparencia intenta implicar al personal de la Comunidad en el proyecto con una consulta a más de 8.000 funcionarios

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Todos los murcianos tendrán la oportunidad de colaborar en la elaboración del primer plan regional de buen gobierno que prepara el Ejecutivo autónomo, uno de cuyos objetivos es profundizar los procesos de participación ciudadana en la gestión y toma de decisiones de la Administración regional, según explicó ayer la consejera de Transparencia, Participación y Portavoz, Noelia Arroyo, impulsora de este plan.

Como paso previo a la consulta pública y abierta a todos los ciudadanos, la Consejería puso ayer en marcha una encuesta entre los más de 8.000 empleados públicos de la administración general de la Comunidad, con la que espera conocer su opinión sobre las iniciativas en materia de transparencia puestas en marcha hasta ahora y, además, recoger sus propuestas sobre el nuevo plan. «La Región de Murcia es la única comunidad autónoma de España con una Consejería de Transparencia y Participación. Somos un Gobierno que escucha a los ciudadanos y vamos a ir a más», declaró ayer Noelia Arroyo, en rueda de prensa.

La consejera añadió que «es la primera vez que se consulta a los empleados públicos sobre un tema que les afecta directamente. Para el Gobierno regional es importante saber su opinión, el conocimiento que tienen sobre estas materias y las posibles mejoras que consideren necesario realizar desde el puesto que desempeñan».

Una de las prioridades es ampliar la participación ciudadana en la Administración regional

El plan regional de buen gobierno se centrará en cuatro ejes, según informó Arroyo: transparencia y derecho de acceso a la información, área en la que la Comunidad es un «referente nacional», indicó la consejera; la utilización de datos abierto para que sean reutilizables por todos los ciudadanos que lo deseen; el tercer eje será sobre buen gobierno, y, por último, la participación ciudadana.

La encuesta entre los funcionarios consta de 33 preguntas y se podrá responder a través de una plataforma 'online' de manera anónima.

Esta consulta se llevará a cabo entre los días 19 y 30 de junio y tiene por finalidad, informó la Consejería, analizar el conocimiento que tienen sobre transparencia, participación, datos abiertos y buen gobierno, su valoración e interés sobre la información que se proporciona desde el Portal de Transparencia, las medidas que se pueden adoptar y las propuestas de mejora.

En el mes de julio se abrirá el proceso de consulta a todos los ciudadanos, con el fin de que todos los que lo deseen puedan opinar y hacer propuestas sobre las materias que abarcará el futuro plan regional de buen gobierno, que la consejera prevé tener listo para finales del mes de agosto.

La consejera y portavoz del Gobierno regional señaló que la Comunidad Autónoma «es la más transparente, según la OCU, y duplica las exigencias de la normativa en esta materia, según la Agencia de Evaluación de las Políticas Públicas. Además, la Región ha obtenido resultados sobresalientes en la evaluación sobre transparencia y derecho de acceso a la información pública que Transparencia Internacional realiza cada dos años entre las comunidades».

Tras estas mejoras alcanzadas en los últimos años en materia de transparencia, el Gobierno pretende ahora dar un salto en participación ciudadana, la cual se convertirá en una de las prioridades del nuevo plan.

Sobre el buen gobierno, en cambio, el Ejecutivo tiene aún pendiente de aprobación un proyecto de ley que incluye un código ético para los altos cargos, un registro de los grupos de presión y que, entre otros asuntos, pone límites a la aceptación de regalos por parte de los miembros del Gobierno regional.

Este proyecto de ley, que dejó redactado el Gobierno de Alberto Garre al final de la pasada legislatura, lleva dos años en manos del actual Ejecutivo para su reelaboración. La consejera de Transparencia declaró ayer que esta ley aún se encuentra «en fase de proyecto», pero precisó que el compromiso es aprobarla esta legislatura, antes de lo cual se abrirá también una consulta entre los ciudadanos para que puedan aportar sus opiniones.

Buena aceptación del cuestionario entre los empleados públicos

La consulta planteada por el Gobierno regional entre más de 8.000 funcionarios sobre cuestiones relacionadas con la transparencia, datos abiertos, participación ciudadana y buen gobierno tuvo una buena aceptación entre los encuestados. En las primeras tres horas desde que ayer se habilitó la encuesta, más de 500 funcionarios accedieron a ella y unos 200 contestaron a las preguntas, cifras que estimularon el optimismo de la Consejería de Transparencia sobre el resultado final. Los empleados públicos tendrán de plazo hasta el 30 de junio para contestar al cuestionario, tras lo cual la Consejería publicará un informe sobre los resultados. En total son 33 cuestiones las que se les plantean, como, por ejemplo, «¿considera necesaria una mayor cultura de la transparencia dentro de la Administración regional?» o «¿en qué temas considera que debería existir una mayor transparencia?».

Fotos

Vídeos