Los visitantes podrán pisar el yacimiento mientras se excava en la fonda y el oratorio

Miembros del comité de expertos junto al concejal Martínez-Oliva, con los brazos cruzados, y a la derecha Cartagena, Manuel Jódar y Luis Clavel, redactores del Plan Director./N. García / AGMGráfico
Miembros del comité de expertos junto al concejal Martínez-Oliva, con los brazos cruzados, y a la derecha Cartagena, Manuel Jódar y Luis Clavel, redactores del Plan Director. / N. García / AGM

En septiembre se iniciarán los trabajos y en 2020 se cubrirá la plaza de San Esteban y se llevará a cabo la musealización de los restos medievales

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

En septiembre comenzarán los trabajos de campo en el yacimiento de San Esteban. Así lo anunció ayer Jorge Eiroa, arqueólogo y profesor titular del Departamento de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Murcia (UMU), antes de la reunión del Comité de Expertos de San Esteban, del que también forma parte, y en el que se dio cuenta de la aprobación inicial del Plan Director y se presentó la fase 0 de la actuación. Esta supondrá la apertura del yacimiento a los ciudadanos quienes podrán visitar 'in situ' los trabajos de excavación y restauración de los siglos XII y XIII.

Según explicó el profesor Eiroa, durante dos meses (septiembre y octubre) se llevarán a cabo trabajos de campo en la excavación para ver el estado de conservación y obtener información «de la que carecemos a día de hoy». Está previsto que dichos trabajos se inicien en el recinto 1, un posible 'funduk' (fonda) de la etapa medieval que servía de hospedaje a peregrinos y comerciantes de la Murcia de los siglos XII y XIII. En noviembre y diciembre se procedería a los estudios de laboratorio y durante todo 2019 se concluiría la fase 0, para comenzar en 2020 la fase 1, que incluirá la continuación de los trabajos de arqueología, la musealización de los restos y la ejecución del Centro de Interpretación, que va a permitir que el entorno de 24.000 metros cuadrados, que constituye el yacimiento arqueológico más grande que existe actualmente en Europa de esas características, se convierta en un foco de atracción turística, cultural y de ocio.

Los visitantes podrán pisar el yacimiento desde el momento en que se inicien los trabajos, para lo cual se van a habilitar unas pasarelas de madera que permitirán recorrer algunas de las calles de la Murcia medieval y acceder al conjunto religioso, formado por el cementerio (maqbara) y el oratorio mudéjar y al funduk, mientras los especialistas y alumnos de la UMU realizan los trabajos arqueológicos, documentan nuevas zonas y restauran las estructurar arquitectónicas conservadas.

Se habilitarán pasarelas de madera para recorrer las calles y acceder al conjunto religioso

La fase I comenzará en 2020, durará 24 meses, y el presupuesto es de 17,5 millones de euros

El alcalde, José Ballesta, que presidió la reunión del Comité de Expertos de San Esteban -ya es la tercera que se realiza-, afirmó que «el proyecto ya está definido y el paso siguiente será la firma de un convenio con la Universidad de Murcia para el inicio del trabajo de campo y las visitas al entramado del arrabal de la Arrixaca Nueva».

El profesor Eiroa indicó que «buena parte de la fase 0 se va a centrar en la obtención de información que al día de hoy desconocemos, tanto de restos óseos como de elementos de los edificios».

Tras la 'Fase 0', el Plan Director -que es el documento guía realizado por un equipo multidisciplinar, que vertebra tanto la puesta en valor del yacimiento, como la recuperación del jardín para su uso social y el conjunto de San Esteban (iglesia y entorno urbano)- establece una hoja de ruta en la que se han fijado otras tres fases y sus correspondientes presupuestos. El Plan Director ha sido redactado por la ute San Esteban, que encabezan los arquitectos Juan Carlos Cartagena y Luis Clavel y el ingeniero Manuel Jódar, y del que forman parte diversos especialistas.

La Fase I incluye la continuación de los trabajos de arqueología, su musealización y la ejecución del Centro de Interpretación. También se incluyen los trabajos de urbanización de calles, plazas y el entorno del conjunto de San Esteban. El presupuesto estimado para la ejecución de estos trabajos, que durarán en torno a 24 meses, es de 17,5 millones de euros.

El Centro de Interpretación

La Fase II comprende la ampliación de la zona de exposición y nuevos trabajos de arqueología, el mantenimiento del Centro de Interpretación y la promoción turística de San Esteban como pieza angular del plan de acción 'Murcia Medieval', que permitirá descubrir como vivía y sentía un murciano de los siglos XII y XIII. El presupuesto estimado es de 4,7 millones de euros.

La Fase III establece la excavación de la reserva expositiva, con el fin de completar la puesta en valor de la totalidad del complejo arqueológico del arrabal de la Arrixaca Nueva, en el que se han contabilizado 75 viviendas de diferente valor arqueológico, 4 recintos, 24 calles, así como la 'maqbara' o cementerio árabe y el oratorio.

El Plan Director incluye también la reordenación de las calles del entorno de San Esteban y prevé un gran eje verde desde la nueva plaza que cubrirá el yacimiento hasta el jardín de la Seda, pasando por el Parque de la Pólvora. Asimismo se han previsto una serie de actuaciones, a petición de vecinos y comerciantes, para hacer del entorno una zona menos ruidosa eliminando contenedores de basura y reduciendo el paso del tráfico rodado. Las actuaciones de la Fase 0 están pendientes de las autorizaciones de la Dirección General de Bienes Culturales al tratarse de una zona catalogada como Bien de Interés Cultural.

Todas las actuaciones han sido consensuadas por los miembros del Comité de Expertos, en el que se hallan además de Jorge Eiroa, Rafael González (catedrático de Historia Antigua de la UMU); Ángel Luis Molina (catedrático Emérito de Historia Medieval y miembro de la Academia de Alfonso X) y Olaia Fontal (directora del Observatorio de Educación Patrimonial de España y coordinadora del Plan Nacional de Educación y Patrimonio). También asistieron la arqueóloga municipal, Carmen Martínez Salvador, Miguel San Nicolás, jefe de servicio de Bienes Culturales, además del alcalde y el concejal de Contratación.

Se podrá conocer la dieta que seguían en los siglos XII y XIII

La fase de análisis seguirá a los trabajos de campo, y se realizará en colaboración con distintos laboratorios nacionales e internacionales, para completar las actuaciones desarrolladas por la Universidad de Murcia. Esta investigación englobará distintos aspectos arqueológicos, antropológicos y de restauración. Está previsto realizar una serie de análisis de Carbono 14, que permitirán concretar la cronología de los huesos hallados en el cementerio, así como un estudio de ADN mitocondrial para definir posibles relaciones de parentesco. También se llevará a cabo un análisis de isótopos estables sobre los restos óseos para definir la dieta de los habitantes del arrabal en los siglos XII y XIII. Durante 2019 se alternarán los meses de trabajo de campo con los de análisis a cargo de especialistas y de alumnos de la UMU. Y se contará con la colaboración de la Universidad Politécnica de Cartagena, según indicó ayer el profesor Jorge Eiroa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos