La 'bicifestación' pedirá un plan de movilidad sostenible que combata el cambio climático

Manifestación en bicicleta por la Gran Vía de Murcia, en una foto de archivo. /LV
Manifestación en bicicleta por la Gran Vía de Murcia, en una foto de archivo. / LV

Este sábado, a partir de las 12 horas, una treintena de asociaciones invitan a todos a recorrer las calles de Murcia para exigir una ciudad con menos humos

Pepa García
PEPA GARCÍA

Este sábado, a las 12 horas, desde la plaza Cardenal Belluga partirá la marcha ciclista reivindicativa, a la que se han adherido hasta 32 asociaciones conservacionistas, en apoyo a la bicicleta, a los patines, vecinales y por la salud. Una convocatoria a la que invitan a participar a todos los ciudadanos preocupados por la creciente contaminación atmosférica y sus efectos sobre la salud con el objetivo de exigir al Ayuntamiento de Murcia medidas concretas para promover la bicicleta como medio de transporte seguro y prioritario, reducir la circulación de vehículos a motor por la ciudad y favorecer el uso del transporte público.

Los participantes, que las organizaciones convocantes esperan que acudan masivamente a esta cita, realizarán una ruta circular urbana que recorrerá el barrio del Carmen, el del Infante, La Fama y Murcia centro para acabar en la Glorieta, donde se leerá un manifiesto suscrito hasta el momento por 32 asociaciones.

La iniciativa señala que la movilidad urbana es responsable de la producción del 10% de los gases de efecto invernadero, principales causantes del cambio climático, e inciden en que en la Región de Murcia crecieron un 48% estas emisiones entre 1990 y 2015, uno de los mayores incrementos según los datos de un informe del Observatorio de Sostenibilidad.

Cuestión de salud pública

Los defensores de esta convocatoria afirman que es una cuestión de salud pública, ya que, según el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente, la contaminación atmosférica por partículas finas provocó la muerte prematura de unas 428.000 personas en 41 países europeos, mientras que la contaminación por dióxido de nitrógeno y ozono troposférico (O3) fue responsable de la muerte prematura de 78.000 y 14.400 personas, respectivamente. «En Murcia, la calidad del aire está empeorando en valores como el O3, relacionado con un aumento de casos de asma y otras afecciones al sistema broncopulmonar», aseguran, y añaden que «resulta necesario cambiar nuestras políticas actuales de movilidad y transporte hacia un modelo más sostenible, que no agote los recursos naturales, mantenga las previsiones de aumento de temperaturas por debajo de los 2 grados centígrados y reduzca los efectos nocivos sobre la salud de las personas, haciendo de la ciudad de Murcia un entorno más amable, con más espacio para ciudadanos de todas las edades y con menor nivel de ruido y contaminación atmosférica». Al mismo tiempo, consideran la bicicleta uno de los factores principales de este cambio y exigen un plan integral de movilidad urbana que incluya una verdadera red de vías ciclistas (que pase de los papeles a las calles), interconectada con las pedanías, directa, segregada del tráfico a motor, bien señalizada y segura para todos los ciudadanos. Igualmente, piden que esta red conecte el centro con el extrarradio, los colegios, institutos y universidades, los polígonos industriales y los lugares de interés turístico. Entre las demandas que las organizaciones convocantes presentarán al Ayuntamiento de Murcia, destacan las medidas para la reducción del límite de velocidad a 30 km/h para los vehículos a motor en toda la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos