En suspenso la nueva ordenanza porque no cumple la ley regional

La ordenanza municipal de Protección y Tenencia de Animales de Convivencia Humana y la Ley regional de protección y defensa de los animales de compañía fueron aprobadas el mismo día por el Pleno del Ayuntamiento y por la Asamblea Regional, el 26 de octubre de 2017, pero ambos textos son incompatibles ya que recogen medidas diferentes. El Ayuntamiento ha optado por dejar en suspenso la normativa municipal a la espera de que la Comunidad Autónoma desarrolle el reglamento de la ley regional. Tener a un animal atado, encerrado todo el día, se considera maltrato animal, algo que ya venían reclamando las protectoras agrupadas en Darmur Defensa Animal, que animan a denunciar al tiempo que se quejan de que esta medida ya se lleva aplicando desde más de diez años en otros países europeos. La necesidad de reeducación y concienciación son dos aspectos que se derivan de la ley, que prevé el 'sacrificio cero' de animales al año de entrar en vigor la ley, mientras que la ordenanza municipal daba de plazo hasta 2020 ya que hay que invertir en adaptar las instalaciones y en reforzar los equipos de personal. También hay diferencias entre el régimen sancionador y competencial a la hora de realizar las denuncias. La ordenanza establece la limitación de la tenencia de animales en función del tipo de vivienda del dueño con un máximo de tres perros o gatos en casas urbanas y cinco en zonas rurales. También prohíbe tener de forma permanente a las mascotas en balcones y terrazas, la práctica de mutilaciones con fines estéticos, el uso de animales en espectáculos y el maltrato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos