Los superhéroes del plástico y cartón

Los niños con su disfraz de bolsas recicladas, ayer, en el 'parque de los perros'./Eduardo Botella /AGM
Los niños con su disfraz de bolsas recicladas, ayer, en el 'parque de los perros'. / Eduardo Botella /AGM

El reciclaje centra una jornada de actividades en el jardín de la Fama con la participación de 2.000 escolares

MINERVA PIÑEROMURCIA

Capas de superhéroes creadas con bolsas de basura, antifaces de cartón, pequeñas libretas que nacen de un modesto rollo de papel higiénico o a partir de antiguos periódicos. Son algunos de los objetos que ayer se llevaron a casa los dos mil niños que se acercaron al jardín de la Fama -bautizado por los vecinos de la zona como 'parque de los perros'- donde, con motivo del Día Mundial del Reciclaje, participaron en una jornada de ocurrentes juegos y divertidas actividades programadas por la Concejalía de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos y por la empresa Ferrovial Servicios.

Un encuentro cuyo objetivo fue concienciar e incentivar sobre la importancia de reciclar para que «los pequeños regresen al hogar con los conceptos bien asimilados y puedan transmitirlos a sus familiares y amigos», comenta Elisa García, una de las monitoras, mientras explica a sus atentos oyentes cómo las capas amarillas representan el plástico y las azules el cartón y el papel. Un ingenioso atuendo de superhéroe que más tarde lucieron con sus correspondientes antifaces, creados con cartulinas recicladas por sus futuros dueños. «Es una forma de trabajar para que la información llegue al entorno más cercano». En el céntrico jardín encontraron, entre otras actividades, un taller de pulseras. En esta ocasión, convirtieron inservibles camisetas en finas tiras que se ajustaban a sus diminutas muñecas, a las que incorporaron chapas de refrescos recicladas. «En cada juego, les damos una breve explicación y, después, les hacemos algunas preguntas para que se queden con los conceptos», dilucida la joven monitora.

Entre envases de leche que evocaban la forma de los bolos, pelotas de fútbol fabricadas con bolsas de plástico, coloridas canastas que simulaban contenedores y una portería sustituida por ruedas de automóviles, no faltaron los 'Ecojuegos', actividades de recreo que enseñaban a sus participantes cómo diferenciar los tipos de residuos.

La guinda del pastel la puso un elaborado 'photocall'. 'Con tres botellas de vidrio reciclado se ahorra energía suficiente para mantener encendido un frigorífico 24 horas', 'Por cada tonelada de papel que se recicla se salvan seis árboles', o que cada pila que no se deposite en su correspondiente contenedor 'puede contaminar dos millones de litros de agua por su alta cantidad de mercurio', fueron algunas de las frases escritas en este pasajero escenario, donde los pequeños se retrataron con papel de fotografía reciclado.

El reciclaje crece un 8,6%

La Región se preocupa por el futuro del planeta. Lo indica la cantidad de envases domésticos registrados el año pasado, que ascendieron a 39.163 toneladas, un 8,6% más respecto al año anterior, según los datos facilitados por Ecoembes.

Al evento, que se prolongó desde las 9 hasta las 21 horas, acudió la concejal de Infraestructuras, Rebeca Pérez, quien advirtió de que «debemos fomentar este hábito en edades tempranas para que los menores interioricen la necesidad de salvar nuestros recursos naturales, reducir la contaminación y generar nuevos empleos».

Pero no fue la única visita. Los pequeños se fueron con el recuerdo de cuatro alegres 'minions', formados, cada uno, por cuatro ruedas de automóviles, pintadas de amarillo y azul. A sus pies, en un cartel, dejaron claro su mensaje: 'Reutiliza, recicla, repara: residuo 0'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos