Sufre graves quemaduras al explotar 500 petardos que fabricaba en casa

Habitación donde tuvo lugar la explosión./Policía Local
Habitación donde tuvo lugar la explosión. / Policía Local

La Policía investiga si el material pirotécnico se elaboraba de forma ilegal en el inmueble, situado en Puente Tocinos y utilizado como bar

JAVIER PÉREZ PARRA y ALICIA NEGREMurcia

Un hombre de 56 años sufrió en la madrugada del miércoles al jueves quemaduras en el 10% de su cuerpo por la explosión accidental de cerca de 500 petardos que almacenaba en un armario de su vivienda, en la calle Acequia Aljada de Puente Tocinos. Según el testimonio de los vecinos de la zona, la casa es utilizada como bar y lugar de encuentro de personas de nacionalidad mayoritariamente colombiana. «Es habitual que usen petardos en las celebraciones, sobre todo los fines de semana», comentaban ayer varios de estos vecinos. La Policía Nacional investiga si todo este material pirotécnico era elaborado en la propia vivienda, de forma ilegal. Los agentes también tratan de determinar las circunstancias que rodearon la deflagración.

La explosión se produjo sobre las 00.15 horas. El 112 recibió varias llamadas de testigos que aseguraban que de la vivienda salía humo blanco, y que olía a pólvora. Al lugar se desplazaron varias patrullas de la Policía Local y Nacional, así como una ambulancia del 061. También se dio aviso al parque de bomberos del Infante, aunque finalmente su presencia no fue necesaria.

Los agentes y los servicios sanitarios se encontraron con un hombre de 56 años ensangrentado y con importantes quemaduras en la cara y los antebrazos. Fue trasladado al Hospital Virgen de la Arrixaca, donde permanece ingresado. Aunque en una primera valoración se estimó que presentaba quemaduras en el 20% de su cuerpo, finalmente es un 10% la zona afectada.

«Allí la gente se junta para jugar al fútbol y comer carne a la brasa. Nunca han dado problemas al vecindario», cuenta José González

Según la versión que el herido ofreció a la Policía Local, la explosión se produjo cuando, al abrir el armario en el que se encontraban almacenados, los 500 petardos cayeron al suelo. Cada uno de ellos contenía unos 3 gramos de pólvora. La habitación y parte de la vivienda sufrieron graves desperfectos.

La Policía Nacional ha abierto ya una investigación para esclarecer lo sucedido y determinar si los responsables del local han cometido una infracción al almacenar tal cantidad de petardos en condiciones además aparentemente precarias. Fuentes de este cuerpo apuntan a que el material podría haber sido elaborado en la propia vivienda, algo ilegal. Se investiga, en este sentido, si la explosión pudo producirse durante la manipulación de la pólvora o por una caída accidental, como explicó la víctima.

Una fiesta con final abrupto

Además, la Policía Local investiga también el uso de la vivienda, convertida en un bar, según varios vecinos. En principio, no contaría con autorización para esta actividad, explicaron fuentes policiales. «Allí se junta la gente para jugar al fútbol y comer carne a la brasa. He estado alguna vez cenando. Nunca hemos tenido problemas con ellos», explica uno de los vecinos, José González.

Ayer, una barbacoa con restos ennegrecidos de leña y carbón permanecía como testigo mudo de la cena celebrada la noche anterior, que terminó precipitadamente por la explosión de los petardos. El lugar cuenta también con una zona de juegos infantiles y con una pista de fútbol.

«Escuchamos una explosión muy fuerte poco después de las doce de la noche y, la verdad, con todo lo que está pasando ahora te alarmas. Nos asomamos y enseguida vimos que llegaban una ambulancia y cinco coches de Policía», explicaba una vecina que, a media mañana, oteaba la vivienda afectada desde su balcón. Por fuera, la casa no presentaba signos evidentes de la explosión. Los daños se produjeron en el interior, como muestran las fotografías proporcionadas por la Policía Local. Aunque, según los testigos, en la casa había todavía bastantes personas en el momento de la explosión, por fortuna no hubo más heridos que el hombre que abrió el armario donde se guardaban los petardos.

Fotos

Vídeos