El espacio ocupado por las terrazas en Santo Domingo pasará de 186 a 106 mesas

Terrazas en la plaza de Santo Domingo./Alfonso Durán / AGM
Terrazas en la plaza de Santo Domingo. / Alfonso Durán / AGM

Los hosteleros tendrán de plazo hasta Navidad para acogerse a la nueva delimitación, con la que se pretende mejorar el tránsito de los peatones

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Tras dar respuesta -favorable o desfavorable- a las alegaciones de vecinos y hosteleros, la Junta de Gobierno aprobó ayer una drástica reducción del espacio ocupado por las terrazas de bares y restaurantes en la plaza de Santo Domingo, una de las más transitadas del corazón de la ciudad. El concejal de Calidad Urbana, José Guillén, informó ayer de la decisión adoptada por el Ejecutivo local, que busca compatibilizar los usos de la hostelería con el derecho al descanso de los vecinos y cumplir con las ordenanzas municipales de accesibilidad y protección ambiental frente al ruido.

Guillén hizo hincapié en la necesidad de garantizar el tránsito de vehículos de emergencia y de permitir el paso de los peatones sin obstáculos.

«La permeabilidad en la plaza está actualmente obstaculizada por el emplazamiento de diversas terrazas y la elevada ocupación. El objetivo con esta reordenación es mejorar el acceso de entrada y salida redistribuyendo los espacios y tomando las medidas oportunas para la protección del paisaje urbano, la protección del derecho al descanso vecinal frente al ruido, mejorando la accesibilidad de personas con movilidad reducida y del resto de transeúntes, y compatibilizando el ocio con la actividad de hostelería y restauración», indicó el responsable del servicio de terrazas en la vía pública. Actualmente hay 19 locales que tienen 186 mesas. Con esta redistribución pasarán a tener 106 mesas. Con esto se reduce un 44% la ocupación permitida de la plaza. Los hosteleros tendrán tres meses de plazo para retirar las sillas y mesas no autorizadas. El equipo de Ballesta se mostró satisfecho con que se ganen 330 metros cuadrados de espacio público para usos peatonales.

Actualmente hay 19 locales y se ha previsto que puedan darse nuevas licencias, pero solo en el lado de Llaollao

Con esta actuación se ha buscado concentrar las mesas y sillas autorizadas en la línea de fachadas donde se ubica Llaollao, dejándose los edificios de enfrente -Casa Cerdá y aledaños- para el paso de peatones. Se da la circunstancia de que en este punto hay entrada a varios garajes, por lo que esa parte, junto al monumento de los Derechos Humanos, quedará exclusivamente para el tránsito peatonal y entrada y salida de vehículos particulares y de emergencia. No todas las terrazas pierden mesas y sillas, ya que Guillén indicó que hay dos que sí que ganan. Además, se ha contemplado la posibilidad de que haya nuevos locales, pues hay espacios desocupados.

El Consistorio ordenará próximamente las terrazas de las plazas Cristo del Rescate y Cristo Resucitado.

Ficus del Cuartel de Artillería

Respecto al ficus de Santo Domingo, Guillén indicó que, tras su colapso en junio, está siendo «mimado» por los técnicos municipales. Para ello se ha instalado un sistema de seguimiento permanente, y el árbol está sensorizado, de modo que se conocen minuto a minuto datos sobre aporte hídrico, temperatura y estrés. «Con esto queremos adoptar nuevas medidas de conservación», avanzó Guillén. Ciudadanos pidió ayer información sobre el mantenimiento de los ficus del Cuartel de Artillería. La edil Paqui Pérez recuerda al PP que el arbolado se encuentra acordonado desde el pasado junio. Guillen dijo, sobre la caída de la rama de una tipuana esta semana en el Cuartel de Artillería, que es bastante habitual que caigan pequeñas ramas en ciudades con mucho arbolado, «pero, gracias a Dios, no suelen tener incidencias».

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos