Roque Ortiz: «Es la revisión más compleja nunca antes abordada»

«No se puede reparar lo que no se conoce, ni consolidar ni reforzar lo que no se ha detectado, y por eso estamos sometiendo al Puente Viejo a la revisión más compleja y profunda que seguramente se ha realizado en sus 275 años de historia». Así se expresó ayer el concejal de Fomento, Roque Ortiz, quien también destacó la idoneidad de ejecutar estas actuaciones coincidiendo con la tramitación de la declaración de BIC que lleva a cabo la Comunidad Autónoma en estos momentos. Una vez que finalicen estos trabajos, según aclaró el concejal, se cotejarán y analizarán los datos y se estudiará «qué tipo de actuaciones son necesarias para su rehabilitación y garantizar su seguridad». El objetivo, según aclaró, es que «la capacidad estructural del puente, que ahora es notable, pase a ser sobresaliente», para lo que se transmitirán los informes a l a Dirección General de Cultura de la comunidad autónoma para obtener los permisos pertinentes y decidir qué actuaciones emprender, entre las que no descartó la recuperación también de sillares desprendidos y otros elementos.

Fotos

Vídeos