Presencia policial y protestas de los vecinos en el montaje de la pasarela de Santiago el Mayor

Decenas de vecinos protestan junto a las vías del tren en Santiago el Mayor. / Edu Botella / AGM

La Plataforma Pro Soterramiento hace un llamamiento con el fin de «parar esta barbaridad»

E. P. / EFE

Decenas de vecinos y miembros de la Plataforma Pro-Soterramiento se movilizaron este jueves por el inicio de las obras para la instalación de la pasarela sobre el paso a nivel de Santiago el Mayor y que, según denuncian, cortará la circulación en el cruce de las vías.

Sobre las 8.00 horas, la Plataforma advirtió que acababa de llegar un camión al paso a nivel con los paneles de la pasarela a bordo e hicieron un llamamiento con el fin de "parar esta barbaridad".

La llegada de Ana Jiménez, la abuela del soterramiento, al paso a nivel de Santiago el Mayor encendió los ánimos de las personas que protestan en las vías por la instalación de la pasarela peatonal junto al IES Mariano Baquero. "Somos vecinos, no somos delincuentes", gritaban, mientras la anciana de 82 años, conocida por sentarse con su silleta delante de las maquinas, ha sido rodeada de policías para evitar que pase a la zona de obras. "¡Vergüenza, vergüenza!", coreaban

Piden paralizar las obras

Tras la constatación de las obras, el concejal de Cambiemos Murcia, Sergio Ramos, presentó un escrito urgente al alcalde, José Ballesta, a la delegación de Urbanismo del Ayuntamiento y al delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, pidiendo que se paralicen las obras de construcción de la pasarela en el paso a nivel de Santiago el Mayor.

En concreto, Ramos lamentó que las administraciones se comprometieron en la Comisión de Seguimiento a que no ejecutarían ninguna actuación en la zona en la que se están llevando a cabo las obras. En este sentido, señaló que las obras se están llevando a cabo en suelo público y que ni siquiera se ha estudiado la composición del subsuelo de la acera para ver si es viable la actuación.

Los operarios trabajan en la zona donde se instalará la pasarela.
Los operarios trabajan en la zona donde se instalará la pasarela. / S. Conesa

De la misma manera opinaba el presidente de la Plataforma Pro Soterramiento, Joaquín Contreras, que consideró que las obras se están haciendo de manera "chapucera", sin cumplir con las mínimas medidas de seguridad. Así, Contreras aseguró que las zapatas de anclaje de esa infraestructura se están colocando directamente sobre la acera, sin las labores de cimentación previas, y sin desarrollar los pertinentes estudios geológicos sobre el terreno.

Según recordó, esta zona fue hace pocas décadas terreno de huerta y no se ha estudiado la composición del subsuelo, como tampoco se sabe si existen licencias de obra y si se cumplen todas las condiciones técnicas.

Por todo ello, explicó, los miembros de la Plataforma, -cuatro vecinos con sus abogados-, han decidido acudir a la Fiscalía. "Estamos analizando la situación y viendo qué pasos proceden; estudiando qué medidas tomar".

Más

Fuentes de Adif informaron de que estas obras corresponden a las labores previas de cimentación para la posterior instalación de la pasarela que, insistieron, cumplirá con todas las medidas de seguridad pertinentes. Además, indicaron que el paso a nivel no se cerrará hasta que la pasarela esté en funcionamiento y remarcaron que el paso elevado es una instalación provisional que se retirará una vez terminen las obras del soterramiento.

Por su parte, el Ayuntamiento de Murcia ha señalado que todo el proyecto relacionado con el soterramiento de la vías y la llegada de la alta velocidad a Murcia tiene categoría de "obra de interés general del Estado" y, por lo tanto, no requiere de licencias municipales para llevar a cabo los trabajos.

Contreras mostró la oposición de los vecinos a construir esta pasarela, ya que son partidarios de mantener el actual paso a nivel también en la vía provisional y hasta que estén terminados los trabajos de soterramiento, una opción que Adif descartó en su momento porque consideran que no es compatible con la legislación ferroviaria vigente, que obliga a suprimir todos los pasos a nivel en vías de nueva construcción.

De momento, una docena de agentes de la Policía Nacional han establecido un despliegue en torno a las obras, y el número de vecinos concentrados va en aumento, en respuesta al llamamiento en las redes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos