Policía de vocación y chef por afición

Josefa con su hijo Sergio, su pinche de cocina. / Vicente Vicéns / AGM

La agente Josefa Vivancos, destinada en el cuartel de Alquerías, publica un libro de recetas con los trucos de las abuelas. Afirma que el rey de todos sus platos es el aceite de oliva y destaca los beneficios de la dieta mediterránea contra la diabetes y la obesidad

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Josefa Vivancos Cerezo es policía local «por vocación» y una apasionada de la cocina, una auténtica 'chef' de la gastronomía murciana. Hace tres años comenzó a recopilar en un bloc recetas de platos tradicionales como el potaje de arroz, la olla gitana, el mondongo en salsa o el guiso de albóndigas con bacalao, «como lo hacían las ancianas de Cobatillas, pedanía donde nací». Afirma que, en un principio, su objetivo era simplemente dejar por escrito cómo se elaboran esos platos para que lo conservaran sus tres hijos. Pero tuvo tanto éxito entre amigas y vecinas que se decidió a escribir un libro: 'Dieta mediterránea con los trucos de las abuelas'.

Ayer, en compañía de su hijo menor, Sergio, de 8 años, que le ha ayudado como pinche de cocina y con quien protagoniza la fotografía de portada, presentó el libro en el Ayuntamiento. Josefa entró a formar parte de la plantilla de la Policía Local de Murcia en 1988 y está destinada en el cuartel de Alquerías. Asegura que muchas de las cualidades que ha desarrollado en estos años como agente -la capacidad para observar o para sintetizar en un informe- le han sido muy útiles para redactar el libro, en el que se incluyen fotografías de cada plato, realizadas también por ella.

Incide en los beneficios de la dieta mediterránea para luchar contra la diabetes y la obesidad. Por eso, el rey de todos sus platos es el aceite de oliva, «una fuente de Omega 3 maravillosa», sin olvidarse de mencionar otros ingredientes muy murcianos como la ñora y el pimiento molido. Si tuviera que elegir un guiso de entre los recomendados, se quedaría con el potaje de verduras. Aunque tampoco se olvida de mencionar los michirones, «que aprendí a hacer tal y como me dijo mi padre, que lo aprendió en un ventorrillo». Como sabe que mucha gente no tiene tiempo para cocinar en la olla tradicional, en el libro también explica cómo hacerlo en una olla exprés.

Hace tres años comenzó a escribir en un bloc para que sus hijos no olvidaran cómo se hacen los guisos

En un día tan especial como ayer estuvo acompañada del inspector de la Policía Local, Ángel Marín, a quien dedicó un ejemplar, y del pedáneo de Llano de Brujas, Jesús Zapata, ya que es vecina de esta población de la huerta. La concejal de Tráfico y Seguridad, Lola Sánchez, y la edil de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, destacaron «el esfuerzo y responsabilidad como policía local» y destacaron su generosidad por volcar en un libro recetas tradicionales para que no se pierdan.

Temas

Libro

Fotos

Vídeos