La polémica prueba deja fuera de la oposición a más de la mitad de los aspirantes a bombero

Cola de opositores a bombero el pasado mes de febrero cuando comenzaron las pruebas prácticas en el pabellón de Espinardo. / V. Vicéns / AGM

La abogada anuncia recursos de «todos y cada uno de los 55 candidatos no aptos» en el 'manejo de herramientas', que algunos tuvieron que realizar ya de madrugada

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

La última prueba realizada por los 129 aspirantes de la oposición de bomberos se denomina 'circuito de manejo de herramientas', pero ya ha sido rebautizada como la 'prueba de la polémica', ya que dio lugar a que el martes un nutrido grupo de opositores, respaldados por su abogada, María Berlamar, presentaran un escrito de reclamaciones en el Ayuntamiento. Como ya habían apuntado que ocurriría, el resultado final ha dejado fuera de la carrera por las treinta plazas de bomberos a más de la mitad de los aspirantes. Concretamente, de los 128 que realizaron la prueba -consta un candidato como no presentado- han sido declarados no aptos 55, mientras que los 73 restantes siguen adelante.

La lista de supuestas irregularidades supera la decena de incidencias, por lo que en cuanto se abra el plazo de reclamaciones está previsto que «todos y cada uno de los no aptos presente su recurso individual». Así lo confirmó ayer a 'La Verdad' la letrada que representa a este grupo de aspirantes. «Cada uno va a contar sus vivencias, lo que vio, independientemente de todas las irregularidades. Cada recurso será individual para que conste lo que vio y vivió, ya que unos realizaron la prueba a las cuatro de la tarde y otros a las tres de la madrugada».

Además de las irregularidades en los llamamientos, que se prolongaron hasta bien entrada la mañana del día siguiente, han denunciado que las herramientas y la técnica usada para el desmontaje fueron visibles desde la zona de público por los aspirantes del segundo, tercer y cuarto llamamiento, pero no para los del primer llamamiento.

En el escrito que han enviado al alcalde, al presidente del tribunal, Pedro Guirao, jefe del Cuerpo de Bomberos, y al concejal de Personal, José Guillén, explican que «se vulneraron varios principios constitucionales, entre ellos el de igualdad».

También se quejan de que la caída de elementos de sujeción haya merecido la consideración de no apto, cuando las bases solo aludían a que la prueba había que realizarla en un tiempo máximo de 2'30''.

Ya no quedan más pruebas puntuables, aunque los candidatos que siguen adelante, cuando se conozcan las notas medias finales, tendrán que pasar un test psicotécnico y una entrevista personal. También falta por conocer los resultados las últimas pruebas 'antidoping'.

Recurre los 1.500 metros por el «inadmisible nivel de dopaje»

Un opositor a bombero ha presentado en el Registro del Ayuntamiento un recurso de alzada para que se «deje sin efecto y, en consecuencia, invalide el segundo ejercicio (carrera de 1.500) y se proceda a la repetición en los términos exigidos en la convocatoria». Sostiene que la prueba debía ser «dirigida por al menos un técnico especialista designado por el tribunal y en su presencia». Además, considera «inadmisible el nivel de dopaje. De seis controles sobre 192 participantes, con dos resultados positivos supone que un 33% de los aspirantes analizados habían de quedar excluidos por dopaje».

Este opositor indica que esta cifra «supone para los demás aspirantes una desconfianza en el proceso que debe conducir a dejar sin efecto y repetir la prueba». Añade que «el alto porcentaje obtenido invalida la prueba realizada porque, de lo contrario, la administración estaría amparando situaciones de desigualdad en el acceso a la función pública».

También se refiere a que los resultados obtenidos por los participantes -80 obtuvieron calificación de 10- genera sospechas de que no ha existido un control efectivo y adecuado».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos