«No podemos actuar hasta que no se riega de forma ilegal»

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) se confesó ayer atada de pies y manos ante esta nueva denuncia de roturaciones ilegales en el municipio de Murcia. Según fuentes del organismo de cuenca, «no podemos actuar hasta que no tenemos constancia de que se está regando con recursos no autorizados en el Plan de Cuenca. Es decir, hasta que se está regando de forma ilegal».

En resumen, lo que vinieron a decir las fuentes de la CHS es que el organismo de cuenca no puede intervenir en estos casos si los técnicos no detectan o no son informados de un riego ilegal. De hecho, la CHS ya ha 'pasado la pelota' en otras denuncias similares de roturaciones ilegales, alegando que es competencia del Gobierno regional tanto prevenir como vigilar y sancionar estas actuaciones. Tampoco es competencia de la CHS «denunciar estas actuaciones», sino de la Comunidad Autónoma. Eso sí, cuando la CHS detecta un hecho irregular abre «expediente sancionador».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos