La Plataforma alaba el talante «dialogante» de Bravo, pero no le concede más actos de fe

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La Plataforma Pro-Soterramiento acudió ayer a la Delegación para hacerse presente durante el consejo de Murcia Alta Velocidad con una cacerolada. Al descender del coche, Juan Bravo, presidente de Adif, se acercó a los vecinos para saludar a Joaquín Contreras, portavoz del movimiento, con el que compartió impresiones en medio del ruido de cacharros y pitos. Idéntico recibimiento se le dio al consejero de Fomento, que saludó desde la lejanía con comedimiento. A la socialista Begoña García Retegui la recibieron con aplausos. Todos se preguntaban por dónde había entrado el alcalde, pues accedió por otra puerta. A la salida, el regidor -que sale ahora a la calle de nuevo con escolta- fue abordado por un grupo de personas, que le acompañaron con su clamor a lo largo de Alfonso X.

Joaquín Contreras agradeció el gesto de Juan Bravo, del que alaba su talante «dialogante». La Plataforma lamentó que desde el sábado nadie se haya puesto en contacto para redirigir la situación. «Esta reunión ya estaba anunciada, tenía un carácter claramente desmovilizador. Nos dirán que tienen todos los cabos atados, y que han aceptado nuestras propuestas y que tienen dinero. Lo único que hay son 530 metros de soterramiento, que fue lo que se adjudicó a Aldesa en mayo de 2015. Habernos echado a la calle ha servido para que Adif se mueva, pero todo son cortinas de humo y promesas sin fundamento. Nos piden actos de fe que no podemos concederles mientras no veamos las máquinas. Necesitamos hechos, no promesas». Por ese motivo van a mantener las movilizaciones. Anoche volvieron a salir.

Fotos

Vídeos