El Plan de Accesibilidad Universal tendrá una dotación de 4,5 millones hasta 2019

Una vecina de Murcia, ayer por la tarde, circulando por un paso de peatones en silla de ruedas./Guillermo Carrión / AGM
Una vecina de Murcia, ayer por la tarde, circulando por un paso de peatones en silla de ruedas. / Guillermo Carrión / AGM

Las asociaciones de la discapacidad y grupos políticos disponen de quince días para aportar mejoras al borrador, que lleva dos años en la 'cocina'

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El gobierno local está dispuesto a convertir Murcia en un municipio inclusivo y accesible, y para ello destinará 4,5 millones de euros en un plan a dos años con 300 medidas que la oposición tacha de «batería de acciones» porque no hay documento técnico con diagnóstico, evaluación, valoración, temporalización y costes, según la edil socialista Begoña García Retegui.

Pero la titular de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, se afanó ayer en aclarar por qué este Plan Municipal de Accesibilidad Universal no es una mera declaración de intenciones. «Es un plan realista y ejecutable en el que están implicadas todas las concejalías y supone un compromiso real para construir una ciudad y diseñar unos entornos, bienes y servicios más integradores, inclusivos y accesibles».

1,7
millones en servicios sociales con nuevas ayudas de respiro familiar.
1
millón para actuaciones de accesibilidad en viviendas municipales.
700.000
euros para mejoras en el área de deportes y nuevas bonificaciones.
300.000
euros para la eliminación de obstáculos y adaptar los cruces y aceras.
200.000
euros para la renovación de la flota de taxis adaptados del municipio.
30.000
para sensibilización, formación y concienciación de funcionarios.
70
objetivos contemplados con implicación de todas las concejalías.
50
entidades de la discapacidad han sido consultadas para el borrador.

Las asociaciones de la discapacidad y los grupos de la oposición tendrán 15 días para presentar alegaciones o sugerencias, aunque Ruiz indicó que durante la base de redacción del borrador se contó con más de 50 entidades con las que se realizaron sesiones de trabajo específicas, contando con el asesoramiento y orientación de la comisión de accesibilidad del Cermi Murcia (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad). La concejal de Derechos Sociales destacó como iniciativas más señalables el incremento de ayudas para el Bonotaxi y el servicio de respiro familiar. Servicios Sociales gestionará 1,7 millones del presupuesto total destinado a este plan, con novedades como la exigencia de incorporar monitores y profesionales de intervención con menores y jóvenes con discapacidad en determinados pliegos de condiciones, y la garantía de proporcionar atención sociosanitaria puntual y específica que puedan requerir los menores con alguna discapacidad. Para favorecer la atención adecuada se reducirá la ratio en los campamentos donde participen.

El plan recoge mejoras de accesibilidad en parques y jardines, juegos para niños con movilidad reducida, juegos de sonidos para invidentes y pictogramas para autistas; más plazas para cursos y actividades deportivas adaptadas. Además, se estudiarán nuevas bonificaciones en instalaciones deportivas, así como la adaptación de formularios de acceso e inscripción a las actividades.

El turismo es otro ámbito donde se intervendrá con la adaptación de oficinas de turismo, museos y lugares de interés, y se organizarán visitas guiadas y talleres adaptados. Las bibliotecas serán señalizadas en lectura fácil. En cuanto al capítulo de infraestructuras, se actuará en cruces peatonales, eliminando obstáculos, y se colocarán dispositivos avisadores acústicos en pasos de peatones semaforizados. Para la adaptación de la flota de taxis se concederán 200.000 euros. De igual modo se pretende elaborar un plan municipal de mejora de la accesibilidad a a viviendas públicas y sus entornos, y se constituirá una mesa de estudio y análisis de soluciones, con la participación de técnicos municipales, agentes sociales y entidades.

«El objetivo de 2019 es porque se ha tratado de recoger actuaciones a desarrollar a corto y medio plazo, pero es una posibilidad hacerlo para cuatro años recogiendo propuestas más ambiciosas a largo plazo», comentó Conchita Ruiz. Para las asociaciones este plan es un «un gran punto de partida» para conseguir que Murcia dé un paso definitivo para integrar a toda la población. Manuel García, arquitecto técnico de la Oficina de Accesibilidad de Famdif y representante del Cermi, indicó que hay reuniones desde hace un par de años y que presentarán alegaciones para mejorar el documento en lo que hace referencia a espacios públicos, edificación y sanidad. Santi Vicente, de Plena Inclusión, reivindica que la información sea accesible para todos, «y es importante que los funcionarios estén sensibilizados y formándose sobre sensibilidad cognitiva». Carmen Gómez, de Feder (enfermedades raras), dice que el hecho de que el plan tenga dotación supone un compromiso: «La accesibilidad es más que eliminar barreras arquitectónicas».

La oposición pide concreción

Cs confía en que el borrador del Plan no se quede en papel mojado. «Resulta obvio que si el PP tiene una intención real de ejecutarlo debería acreditar las partidas presupuestarias y actuaciones concretas», apuntó la concejal naranja Paqui Pérez.

El PSOE lamenta que la ciudad sea el centro de acción de la mayoría de las acciones previstas. «Es un plan que precisa de un calendario y priorización de acciones, más allá de la vigencia del propio borrador», según Begoña García Retegui, que espera «celeridad y que cuanto antes contemos también con la ordenanza municipal comprometida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos