Piden a la constructora que ponga más seguridad privada

Estado en que quedó la máquina incendiada en la pedanía de Los Dolores./Juan Carlos Caval
Estado en que quedó la máquina incendiada en la pedanía de Los Dolores. / Juan Carlos Caval

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

La vigilancia de las obras para el soterramiento y la llegada del AVE a Murcia compete a la empresa constructora Aldesa, en virtud del contrato. Dado que los reiterados actos de vandalismo y sabotaje eran hechos impensables cuando se realizó tiempo atrás la primera adjudicación, la empresa dispuso un equipo de vigilancia acorde con unas circunstancias normales del proyecto. Sin embargo, debido a los continuos ataques -el último, el domingo- este dispositivo ha resultado insuficiente para controlar el largo tramo de las obras. Por este motivo, las autoridades solicitaron a Aldesa que aumente la vigilancia.

Como se trata de una adjudicación a una empresa privada, la Policía Nacional no puede realizar una labor de vigilancia de forma permanente y estática. Se está realizando un patrullaje en la zona, cuya frecuencia se intensificará a partir de ahora, apuntaron diversas fuentes.

El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, se dirigió por carta al fiscal jefe del TSJ, José Luis Díaz Manzanera, a raíz de los serios incidentes ocurridos en las vías, para transmitirle «la máxima colaboración y coordinación» del Gobierno regional «para la persecución de las posibles conductas delictivas que se hayan podido cometer, así como para evitar que se sigan produciendo en el futuro». La misiva fue enviada el pasado 9 de octubre, después de que el tráfico ferroviario quedara interrumpido varios días por los actos de sabotaje contra las obras ferroviarias. El consejero trasladó al fiscal jefe «la máxima preocupación del Gobierno regional», y añadió que estos hechos de extrema gravedad, «no pueden seguir produciéndose, ya que se está poniendo en riesgo la seguridad de las personas y el orden público. A lo que se añade que la paralización de la llegada de la alta velocidad a la Región de Murcia puede generar unos perjuicios económicos incalculables».

La Policía Nacional no puede hacer una vigilancia estática de la zona, pero sí realizará más patrullajes

El Gobierno regional se puso a disposición del fiscal jefe para perseguir los sabotajes a las obras

El fiscal jefe contestó que compartía «la preocupación por los acontecimientos que se están produciendo en relación con la llegada del AVE a Murcia». «Estamos al tanto de todas las actuaciones policiales y judiciales que se están desarrollando, habiéndose incoado ya varios procedimientos en los juzgados de instrucción de Murcia con el resultado de varios detenidos, que serán sometidos al enjuiciamiento penal que corresponda», dijo. Expresó su deseo de que el problema «finalice de forma definitiva».

Fotos

Vídeos