El pequeño comercio acaba las rebajas sin pena ni gloria

Una pareja se detiene, ayer, ante el escaparate de una tienda de la calle Platería con ofertas en los últimos días de rebajas./ J. Carrión / AGM
Una pareja se detiene, ayer, ante el escaparate de una tienda de la calle Platería con ofertas en los últimos días de rebajas. / J. Carrión / AGM

Las tiendas comienzan a vestir sus escaparates de primavera tras una campaña de invierno en la que las ventas han sido un 2% inferiores a 2017

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Sin pena ni gloria. Así ha transcurrido la temporada de rebajas de invierno en el pequeño comercio, que está deseando pasar página con la vista puesta ya en la nueva campaña de primavera. Para nada se han cumplido las expectativas de alcanzar un incremento de entre el 7% y el 10% del volumen bruto de ventas respecto a las rebajas de invierno de 2017 como confiaba a primeros de enero el presidente de la Federación de Empresarios del Comercio de la Región (Fecom), Pedro Fernández Duque. Al contrario, este año las rebajas han sido bastante flojas, «en torno a un 2% menos que el año pasado», según Fecom.

Los comerciantes atribuyen estas cifras a que ya no existe un periodo propiamente dicho de rebajas, como antaño. «Desde hace algunos años, la Administración está regulando el sector con decisiones que el pequeño comercio no está asumiendo bien. Una de las últimas medidas de la Comunidad Autónoma, la de permitir la apertura de más domingos y festivos, lo único que hace es lastrarnos y dejarnos a nosotros con las mismas ventas y dar más oportunidades a los grandes centros comerciales».

«Hasta la gripe influye»

Ni siquiera el frío se ha aliado con el comercio de proximidad para hacer caja. Al revés, «hasta la epidemia de gripe ha quitado gente de la calle que podría ser clientela potencial», apunta Marisa Cano, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Trapería y Platería. «Las rebajas ya no tienen la repercusión de hace años porque ahora desde septiembre hay tiendas que empiezan con descuentos. Ha habido poca alegría en esta campaña, ha sido muy 'light'». Con la excepción de un pequeño repunte en las ventas por San Valentín, a mediados de febrero, sobre todo en las tiendas de regalos, joyería, perfumería, moda y complementos, el resto del mes de febrero «ha sido muy flojillo», asegura Marisa Cano.

De la misma opinión es Carmen Piñero, presidenta de la Asociación Triángulo, que engloba a los comercios de las avenidas Libertad, Constitución y Primo de Rivera. «Las rebajas se han perdido como reclamo desde que se han liberalizado los horarios y este año han sido peores que el año pasado para el pequeño comercio». Carmen Piñero cree que el motivo de este descenso está en que «los hábitos de compra están cambiando para peor para el comercio de proximidad, debido al incremento de las compras por internet y a la competencia de los grandes centros comerciales».

José Oñate, presidente de la Asociación de Comerciantes del barrio del Carmen, tampoco es más optimista: «No nos engañemos. Las rebajas este año no han sido nada del otro mundo, más bien han caído las ventas». Santiago Vera, presidente de la Asociación de Comerciantes de Vistalegre y de la Federación de Asociaciones de Comerciantes de Murcia, es también de la opinión que «ya no hay periodo de rebajas».

Ayer, con un día más invernal de lo que es habitual en Murcia, los escaparates con reclamos de «¡últimas rebajas!», «¡descuentos de hasta el 70%!» se alternaban con otros en los que ya lucen las colecciones de primavera, llenas de color.

«La nueva estación -indica Marisa Cano- siempre tiene mucha connotaciones, las comuniones, las bodas, y en cuanto hace sol la gente empieza a moverse y a salir a la calle. Creo que la primavera se va a presentar bien».

También el presidente de Fecom ve la nueva temporada con las mejores intenciones. «Cuando baja el consumo, siempre te queda la esperanza de que la gente tenga disponibilidad económica para poder consumir más en las próximas fechas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos