Pelotada masiva en Patiño

Dos mujeres reparten raciones de caldo con pelotas en Patiño./JAVI CARRIÓN/ AGM
Dos mujeres reparten raciones de caldo con pelotas en Patiño. / JAVI CARRIÓN/ AGM

La pedanía recibe a miles de visitantes con chocolate caliente, su caldo de alto voltaje, y música y bailes folclóricos en el 30 aniversario del Encuentro de las Cuadrillas

Pepa García
PEPA GARCÍA

Cuadrilleros y peñistas, ‘hipsters’ y clásicos, niños de teta y abuelos, moteros y caminantes, solteros, casados y viudos, cuadrillas de amigos y familias al completo; nadie quiso perderse el gran día de Patiño. La pedanía murciana recibió ayer, desde primera hora de la mañana, cuando los más madrugadores degustaron el chocolate caliente preparado por 10 vecinas de la localidad, a miles de visitantes. El Encuentro de Cuadrillas de Patiño cumplía 30 años y la peña La Hijuela, organizadora, se lo dedicó al promotor de esta fiesta, Manuel Cárceles ‘El Patiñero’.

Vídeo

También los políticos de todo signo quisieron estar presentes en esta cita, en la que la música y el folclore comparten protagonismo con el mejor caldo con pelotas. Sobre el escenario, con Joaquín Cervetto, vicepresidente de La Hijuela, como maestro de ceremonias, se atrevieron con los trovos el alcalde de Murcia, José Ballesta, y también el presidente de la Región, Fernando López Miras: «Gracias a los de Patiño/ por sus pelotas con caldo de gallina vieja,/ que yo ya comía desde niño/ en casa de mis abuelos de La Arboleja». Durante su intervención, ambos se comprometieron a darle el último empujón a esta fiesta para que la próxima edición que se celebre sea la primera como fiesta de Interés Turístico Regional porque, como afirmó Miras, «en el día de las pelotas se ejemplifica lo que quiero para la Región: gente generosa, solidaria y trabajadora, dispuesta a dar su tiempo para proteger y respetar sus tradiciones y sus costumbres, porque una sociedad sin pasado es una sociedad sin futuro».

También atrevidas, pero con el baile, fueron la concejal del PSOE, Begoña García Retegui, y la diputada regional de Podemos, María Ángeles García, que se marcaron una jota compartiendo escenario con la Cuadrilla de Patiño. El consejero de Cultura, Javier Celdrán, los ediles Miguel Ángel Alzamora, Lola Sánchez, José Guillén,... también arroparon la celebración local, que transformó todo Patiño en un recinto ferial.

Antes de que comenzara la actuación de las cuadrillas, Cervetto puso los dientes largos al público congregado junto al escenario recordándoles que patiñeras y patiñeros llevaban dos días preparando, para repartir, 130.000 pelotas y cientos de litros de caldo.

La actuación de las cuadrillas de Chirivel (Almería), Huebras (Nerpio), Torreagüera, Cañada de la Cruz (Moratalla), Albacete, Sangonera la Verde-Los Cardosos, Aledo y Patiño, la anfitriona, fueron seguidas muy de cerca por el Tío Juan Rita que, un año más y con 106 cumplidos, no quiso perderse la cita, a la que acudió acompañado del inseparable ‘Sobrino’. Tampoco lo hizo Celestino, el más veterano de la cuadrilla de Patiño, que con 90 años y tras superar un reciente bache de salud, subió al escenario para actuar junto a los suyos.

Antes de que acabaran la música y los bailes, los asistentes fueron cogiendo posiciones junto a alguna de las 18 mesas distribuidas a lo largo de la carretera de la Fuensanta, arteria principal de la localidad, para estar bien colocados cuando sonaran los dos cohetes que anunciaban la hora de la pelotada masiva de Patiño: bocados para chuparse los dedos y caldo de alto voltaje para combatir la epidemia de gripe.

Mientras que algunos se proponían recorrer las 18 mesas para degustar las pelotas de todos los grupos, «al menos lo vamos a intentar», y otros saboreaban a carrillos llenos las generosas raciones, regadas con ‘calichazos’ de vino, la música no dejó de sonar ni un momento, porque a las cuadrillas participantes en el encuentro se sumaron voluntariamente otras agrupaciones, como la Chirimía de Murcia, que pusieron la banda sonora a una velada que se prolongó hasta bien entrada la tarde, pese a que el sol decidió esconderse y el frío volvió a apretar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos