Paella gigante en Santa María de Gracia

Antonio Albaladejo, presidente de la Junta de Distrito de Santa María de Gracia, ayuda a repartir la paella. / J. C. Caval

LV

Con una paella gigante para mil personas concluyeron ayer las fiestas de Santa María de Gracia. Este año, la junta de distrito, presidida por Antonio Albaladejo, ha organizado numerosas actividades para vecinos de todas las edades. Los niños disfrutaron con el concierto de rock de Billy Boom Band; los jóvenes con la gincana en realidad virtual, donde más de veinte piratas en zonas destacadas del barrio, como la biblioteca, la cárcel vieja o el centro juvenil 525 m2 pusieron a prueba su ingenio. También tuvo gran éxito el 'Yayochef', en el que abuelos y nietos realizaron una tarta con cocineros murcianos. El mercadillo medieval es ya un referente y la gastronomía estuvo representada por la zona de 'food trucks' y con la II ruta de la tapa. Este año, la pregonera de las fiestas, Remedios Villanueva, otorgaba el reconocimiento de Vecino del Año 2017 a Pedro Sánchez Campillo, por su labor y compromiso con los más necesitados del barrio. Entre los actos religiosos, cabe destacar la procesión del sábado con la patrona, Santa María de Gracia, y la misa de ayer domingo, oficiada por el obispo Lorca Planes.

El jardín situado junto a la avenida San Roque, en Cobatillas, se va a convertir en una moderna zona verde. Se van a crear varios espacios de ocio, uno de esparcimiento canino, cercado y dotado de elementos para que los perros jueguen, y otro de barbacoas, con cocinas de leña para el fomento de la convivencia. También se mejorará el ornado del jardín existente, dotándolo de una fuente. Los trabajos, cuyo presupuesto supera los 66.000 euros, se extenderá durante aproximadamente tres meses.

HOAC, Cáritas, Acción Católica General, Pastoral Obrera y Salesianos Cooperadores, entre otros, reclamaron el sábado en la Glorieta el trabajo decente y participaron en una eucaristía en la Catedral presidida por el obispo Lorca Planes.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos