La oposición pide explicaciones y que se rescate el servicio

LA VERDAD MURCIA

Todos los grupos de la oposición pidieron ayer explicaciones al equipo de gobierno sobre el 'caso Pokemon', después de que 'La Verdad' desvelara que el Grupo Agbar (vinculado a Tribugest y a Aguas de Murcia) había pagado hasta una docena de viajes entre 2007 y 2010 a quien era concejal de Economía y Hacienda, Joaquín Moya-Angeler.

La formación Ahora Murcia, que se encuentra personada en estas diligencias, se declaró «muy preocupada» por la dirección que llevan estas investigaciones, que apuntan a la posible «existencia de irregularidades, prebendas y malas prácticas en la gestión de contratos y en las relaciones del Consistorio con empresas del grupo Agbar».

Ahora Murcia reclamó ayer una copia del expediente completo por el que se decidió renunciar al derecho preferente de adquisición de acciones de Emuasa, pese a no existir dictamen jurídico municipal.

A su vez, la portavoz del grupo municipal socialista, Susana Hernández, pidió una comisión de investigación para aclarar todo el proceso de adjudicación de la recaudación a Tribugest, de la que «desde hace años, casi un década, hay un cerco de sospecha». Además pidió su remunicipalización, dado que «la mayoría de los murcianos pagan sus impuestos en tiempo y forma».

El portavoz de Ciudadanos, Mario Gómez, se preguntó para qué se mantiene Tribugest cuando el 80% de los tributos son abonados de manera voluntaria por los contribuyentes. Pidió que el servicio vuelva a ser de gestión pública y que se convoque la Comisión de Vigilancia de la Contratación para analizar los pormenores de este contrato.

El portavoz de Cambiemos, Ignacio Tornel, dijo que «lo verdaderamente significativo» son las «posibles implicaciones que esos viajes (de Moya-Angeler) hayan podido tener en la contratación pública».

Fotos

Vídeos