La nueva compuerta del río en La Fica se accionará desde la CHS mediante telemando

Técnicos de la CHS y de las empresas que han colaborado en las obras, ayer, durante la apertura experimental de la compuerta./Javier Carrión
Técnicos de la CHS y de las empresas que han colaborado en las obras, ayer, durante la apertura experimental de la compuerta. / Javier Carrión

El mecanismo, de 8.000 kilos de peso, ayudará a evitar la acumulación de sedimentos en casos de avenidas; tendrá estación meteorológica y sensores

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La nueva compuerta abatible instalada en el cauce del río, a la altura de la presa de La Fica, se abrirá completamente en casos de avenidas y estará telemandada desde la misma sede de la Confederación Hidrográfica del Segura. Técnicos de las empresas que han colaborado en la construcción y montaje asistieron ayer a una prueba experimental en la que se pudo comprobar cómo funciona 'in situ' el mecanismo que sustituye a una compuerta anterior que había perdido funciones originales.

En caso de fuertes precipitaciones, esta suerte de portón gigante de clapeta que se acciona con unos gatos hidráulicos subterráneos -con protecciones estancas para que no se estropeen- se abrirá completamente impidiendo que se acumulen sedimentos en esta parte del cauce y, a la larga, evitará la necesidad de hacer dragados. La decisión de abrirla o cerrarla en cada momento depende de los datos que se obtengan gracias a los sensores que se colocarán en el puente de Primero de Mayo, que se integrarán al Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH).

El artilugio se ha fabricado al 100% en Pozo Estrecho (Cartagena), en las instalaciones de MSF Werken, y requirió un transporte especial ya que pesa 8.000 kilos. La obra civil más importante en la zona ya ha concluido, pero faltan por instalar los mecanismos de telemando y telecontrol.

El dique será retirado en las próximas semanas, y se dejarán los dos tubos de desvío del caudal actual por si en un momento dado hubiera que realizar labores de mantenimiento. Una vez que se retire el dique se dejará todo como estaba. Para diciembre se espera que puedan concluir todos los trabajos pendientes, y a primeros de 2018 estará operativa.

Además de la empresa constructora, Ferrovial-Agroman, ha intervenido Solvent en la instalación del telecontrol de la compuerta y del caudal que lleve el río en cada momento, que por primera vez va a ser medido con precisión. Además de los dos sensores de lámina o altura del agua en el puente de Primero de Mayo, uno a cada lado del estribo, se pondrá también un inclinómetro, para medir el grado de apertura del 'tablacho' gigante; dos finales de carrera para detectar si está totalmente abierta o cerrada; un pluviómetro, y una estación meteorológica. Una cámara grabará también en tiempo real el grado de apertura.

La compuerta quedará por encima de la lámina de agua de forma regular, ya que el caudal continúa su curso por los aliviaderos exteriores si no está abierta. La antigua compuerta era del tiempo del encauzamiento del río y era de tajadera, que subía y bajaba, mientras que la que se ha colocado ahora es abatible por completo. Esta actuación de sustitución está financiada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y se ha realizado por procedimiento de urgencia tras la última riada de diciembre.

La actuación (1,9 millones) incluyó la limpieza de cañas y sedimentos del puente de la autovía a Manterola.

Fotos

Vídeos