Murcia se declara «Ciudad Cero», sin discriminación hacia el pueblo gitano

Se trata de una adhesión a la campaña de sensibilización de Secretariado Gitano en contra de «la gran discriminación» que sufre esa comunidad en muchas facetas de su vida

EFEMurcia

Murcia se ha adherido a la campaña «Partir de cero» promovida por la Fundación Secretariado Gitano para convertirse en una «Ciudad Cero», es decir, con «cero prejuicios, cero discriminación» hacia las personas de esa etnia y en la que «nadie parte con desventaja».

Coincidiendo con la celebración, este 8 de abril, del Día Internacional del Pueblo Gitano, el pleno municipal del pasado 22 de marzo aprobó por unanimidad esa iniciativa a propuesta de la concejala de Derechos Sociales, Conchita Ruiz.

Se trata de una adhesión a la campaña de sensibilización de Secretariado Gitano en contra de «la gran discriminación» que sufre esa comunidad en muchas facetas de su vida, com la educación, el mercado laboral o el acceso a una vivienda.

Eso hace que estas personas no tengan una igualdad de oportunidades real, sino que tienen que superar muchos obstáculos simplemente para iniciar su camino y «partir de cero», defiende la entidad social.

Para Ruiz, «es obligación de las instituciones promover una sociedad en la que ninguna persona tenga que recorrer el camino de la desigualdad, y en la que todo el mundo cuente con las mismas oportunidades».

Por eso, Murcia respalda esta campaña nacional proclamándose «Ciudad Cero», con el objetivo de defender «el derecho de todas las personas a no ser discriminadas».

Para ello, Murcia ha suscrito un decálogo elaborado por Secretariado Gitano por el que se compromete a ser una ciudad en la que «nadie parte con desventaja porque todo el mundo tiene las mismas oportunidades, sin importar su etnia, género, orientación sexual, nacionalidad o religión», y con leyes que garantizan esa igualdad.

Además, se compromete a tener instituciones «inclusivas» y gobernantes «sensibles a las injusticias» e impulsores de políticas que fomenten la igualdad, así como medios de comunicación que «ofrecen una imagen justa de todos los ciudadanos y las redes sociales rechazan los discursos de odio».

El decálogo también incluye la necesidad de empresas que «valoran a sus trabajadores por sus competencias y su formación, y no por su etnia, género o características personales», así como colegios centros educativos que «se enriquecen con la diversidad y fomentan el respeto entre todo el alumnado».

El acceso a la vivienda, a los comercios y locales de ocio y el respeto entre todos los ciudadanos son el resto de puntos que forman el decálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos