Monteagudo reclama una solución

Defensas del Castillo de Monteagudo, fortaleza de la época andalusí que domina el paisaje de la huerta de Murcia y es propiedad del Estado. / Alfonso Durán / AGM

Los propietarios del cerro piden a la Administración que agilice las expropiaciones en especie. Unos 60 titulares de terrenos colindantes con el perímetro del monumento nacional no quieren pleitos y critican que se haya perdido tanto tiempo

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El pueblo de Monteagudo acusa la inacción de la Administración. Casas abandonadas, carteles de 'Se vende', dejadez y desgobierno en la ordenación urbanística... Flamantes carteles turísticos orientan por tierras de nadie a hordas de extranjeros atraídos por las fortalezas, que en algunos tramos están bailando literalmente en el aire, en estática milagrosa. Parece que da igual. Duele ver en tal desolación todo un símbolo de Murcia.

No hay razones para justificar el abandono del sitio histórico y monumental de Monteagudo, el más importante del municipio. Pasan las décadas y en lugar de avanzar parece que se dan pasos hacia atrás. Es la sensación de los propietarios de los terrenos limítrofes con el perímetro del monumento nacional, que, deseosos de que se resuelva este olvido, llevan años trabajando en silencio para facilitar a las administraciones, Ayuntamiento y Estado, «una solución sin pleitos». Los 57 titulares de fincas colindantes con el castillo de Monteagudo (siglos XI-XII) están unidos. Van de la mano y, con el sentimiento a un lado, están dispuestos a llegar a un acuerdo para la expropiación en especie. Sin embargo, critican que el Consistorio no vaya al ritmo deseado y se esté perdiendo tiempo. Son conscientes de que es el momento de actuar y quieren colaborar, pero esperan diligencia en la tramitación e interlocutores válidos.

«La medalla que tenemos es la que tenemos que ganar todos los murcianos, no hay triunfo particular para nadie en esta carrera olímpica», convienen los afectados. «No queda ningún punto de España que viva en esta desidia. Decir cutre es poco. Resulta deprimente. Parece la periferia de la periferia. Una semana antes de las elecciones dicen que harán lo que no está escrito. Una semana después ya ni se acuerdan».

El Consistorio dice que aún no hay acuerdo en la valoración de las fincas y espera cerrarlo pronto

El plan general de Ribas Piera no fue perfecto. Los vecinos creen que dejó lagunas sin resolver, ya que no quedaron adscritas a ningún plan las tierras del cerro donde se enclava el Corazón de Jesús. El área protegida del castillo de Monteagudo, intocable a efectos urbanísticos, abarca 75.634 metros cuadrados, de los que una mínima parte, 10.580 m2, son propiedad de la Dirección General de Patrimonio del Estado. El resto, con la salvedad del cementerio del Obispado (4.888 metros cuadrados), son de particulares. Casi todos convergen con la propiedad del Estado. Los vecinos han realizado un levantamiento topográfico preciso y han llegado a acuerdos, porque había solapamientos de algunas inscripciones registrales. La solución encontrada puede parecer salomónica, pues han aceptado perder entre todos para realizar un reparto equitativo a fin de evitar llegar a los tribunales y en pos de un buen acuerdo con la administración.

El concejal de Urbanismo, Antonio Navarro, niega que el Ayuntamiento esté mareando la perdiz e ignorando el lugar. Reconoce que se han producido contactos entre las dos partes y que no se ha logrado aún un acuerdo en las valoraciones de terrenos que se les ofrecen de forma compensatoria. «No obstante, no estamos demasiado distantes. Como la expropiación puede acabar con acuerdo, a través de permuta, el Ayuntamiento tendría la opción de pro indiviso, que es un follón, y no tenemos tantos terrenos para ofrecer a los propietarios». Navarro aclara que, en cualquier caso, vamos a seguir con las negociaciones hasta lograr «un acuerdo satisfactorio».

Los vecinos, en este sentido, inciden en que están arrimando el hombro y están dispuestos a autorizar a la Administración del Estado para la cesión de caminos y propiedades para la restauración de las murallas. En este momento se está redactando el Plan Director del Castillo de Monteagudo con el fin de que pueda recibir fondos del Plan Nacional de Arquitectura Defensiva para su rehabilitación. El estudio de arquitectura Fernando Cobos resultó adjudicatario, en 43.000 euros, y está en contacto con los interesados. El jefe de servicio técnico de Gestión Urbanística, Alfredo Mérida, ha realizado las valoraciones de las parcelas, y los afectados aseguran que el trabajo realizado ha sido «magistral». Pero, según Juan Cuello, uno de los propietarios que más ha trabajado en el acercamiento de posturas, «falta que la persona competente dé instrucciones a Patrimonio y se pongan parcelas a disposición y pueda hacerse ese encaje de bolillos. Somos expropiados en toda regla con pago en especie».

Los otros dos castillos del entorno tienen su casuística: Larache es de la Comunidad Autónoma, y el Castillejo es de particulares. Pero el Plan Director -en redacción- sobre el promontorio rocoso de Monteagudo, icono huertano, donde se celebra desde hace unos años el espectáculo 'Frontera de reinos', propone la habilitación de un camino para acceder a la restauración de las defensas, para lo que hay que usar propiedades privadas en la ladera posterior del montículo. «Llevamos tiempo para organizar todo este organigrama de propiedad, el quién es quién. Aquí hay embargos, fincas superpuestas, viviendas que no tienen sentido, por eso hay que reformar ese perímetro para que quede perfectamente justificado, hay herencias...». El 80% de las escrituras están registradas e identificados los propietarios; en el 20% restante el tracto sucesorio no se ha reanudado por sucesivas generaciones «y hay que darse la mano con el Ministerio para delimitar parcelas».

Más

Fotos

Vídeos