Una moción de censura falluta

José Ballesta /Vicente Vicéns/ AGM
José Ballesta / Vicente Vicéns/ AGM

El escrito de PSOE, Cambiemos y Ahora no llegará al Pleno por falta de apoyos

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

PSOE, Ahora Murcia y Cambiemos Murcia llevan meses poniendo el foco de atención en una moción de censura infructuosa de partida, pues nace sin los apoyos suficientes. Ciudadanos no quiere entrar en este momento en un gobierno alternativo. Tampoco lo quiso en junio de 2015, cuando permitió que gobernase la lista más votada, la del PP, con José Ballesta al frente del gobierno del municipio, aunque sí se puso de acuerdo con el resto de partidos para repartirse el poder en las juntas municipales (14 están gobernadas por Ciudadanos, 23 por el PSOE y 29 por el PP). Los concejales de PSOE (6), Ahora Murcia (3) y Cambiemos Murcia (3), y el edil no adscrito a ninguna formación Javier Trigueros -accedió a la Corporación en la lista de Cs y ahora lidera la plataforma Contigo- firmaron ayer, ante el secretario del Pleno, Antonio Marín, el escrito de moción de censura, pese a que no cumple los requisitos establecidos en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General para su tramitación, ya que se exige que haya mayoría absoluta de miembros de esta Corporación (quince ediles de 29 que la conforman).

Como la firma un concejal no adscrito, Marín indicó que es necesaria la firma de quince y uno más, siendo los firmantes solo trece. Por eso Marín ni la admitió ayer a trámite.

En el escrito los concejales que quieren desbancar a Ballesta hacen referencia a que muchos murcianos piden un cambio de gobierno. PSOE, Ahora y Cambiemos califican de rayanas a la indecencia las declaraciones de Roque Ortiz, concejal del PP que dimitió el 22 de enero, «por el uso de una red clientelar fundamentada en las distintas empresas con contratas en el Ayuntamiento, con fines electorales puros para incrementar el voto del PP», y por hablar de contratar obras sin pasar por concurso público. Todo esto, unido al «bloqueo sistemático» en la gestión de las juntas que no preside el PP, lleva a estos tres grupos a exigir un cambio de sillones en La Glorieta.

En el texto se habla de «fechorías» del PP y se le tilda de «agencia de colocación y empleo», y de «compra de voluntades», por eso defienden un gobierno alternativo para limpiar «la turbia dinámica» en la que está inmersa la política local en manos del PP. Por ello justifican el desmantelamiento de un sistema «injusto, intolerable y presuntamente delictivo» y proponen como alcaldesa a Susana Hernández, teniendo en cuenta que el Pleno de enero pasado ya aprobó una reprobación al alcalde Ballesta. Los firmantes consideran que la única manera de regenerar la vida política es dando un golpe de timón que sea efectivo.

Los portavoces de los tres grupos y Trigueros comparecieron ayer ante la Casa Consistorial para decir que el tiempo de Ballesta ha acabado, y contaron que, aún sabiendo que la moción de censura no va a ningún sitio al no haber convencido a Ciudadanos, era una exigencia de las bases llegar hasta el final. Al menos que quedase constancia de que no pueden ir más allá sin el apoyo de Cs, al que critican por no haberse embarcado en esta operación pese a lanzar sus dardos contra Ballesta y contra el PP en comparecencias.

Ciudadanos no quiere circos

El partido naranja, liderado por Mario Gómez, manifestó ayer que va a seguir trabajando «de forma responsable y seria por Murcia y los murcianos, fiscalizando la labor del Gobierno del PP y garantizando la legalidad de su gestión. No somos partidarios de generar inestabilidad a cambio de sillones», considera Gómez. El desarrollo económico y social, la estabilidad política, el bienestar del conjunto de los vecinos «vivan donde vivan; con transparencia», la eficiencia y el rigor en la gestión son sus prioridades. «Nuestra apuesta no pasa por apoyar la creación de un hipotético gobierno que sostenga a Podemos».

PP: «Nos ocupamos en servir con todas nuestras energías»

«Mientras PSOE y Podemos se dedican al 'teatro político', el equipo de gobierno aprueba 25 proyectos por importe de 16 millones de euros», respondió ayer la portavoz del PP, Rebeca Pérez, a los líderes de PSOE, Ahora y Cambiemos. «Están tan preocupados por atender sus propios intereses que no les importa desatender el trabajo para el que han sido elegidos». «Es una actitud completamente opuesta a la que demostramos los concejales del PP -añadió- que ocupamos todas nuestras energías en servir a los ciudadanos de nuestros barrios y pedanías y gestionar el día a día».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos