El Ministerio ultima el proyecto del gran colector que unirá seis ramblas con el río

Sondeos previos que está realizando el Ministerio de Medio Ambiente a 18 metros de profundidad en el entorno de Terra Natura. / Vicente Vicéns / AGM
Sondeos previos que está realizando el Ministerio de Medio Ambiente a 18 metros de profundidad en el entorno de Terra Natura. / Vicente Vicéns / AGM

La redacción estará lista para febrero y se prevé licitarlo a lo largo de 2018; no es necesario expropiar viviendas en ningún punto a lo largo de 7 kilómetros

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La redacción del proyecto para ejecutar un interceptor de pluviales de la zona norte estará terminada en febrero y el Ministerio de Medio Ambiente prevé licitar la obra a lo largo de 2018, con la intención de que los trabajos puedan iniciarse el próximo año. Así lo anunciaron ayer el concejal de Fomento, Roque Ortiz, y el jefe de explotación del Trasvase Tajo-Segura de la CHS, Juan Antonio Cánovas, en una visita con pedáneos y concejales del PSOE y Ciudadanos a los sondeos que se están realizando en el recinto de Terra Natura. Cánovas garantizó que no se harán expropiaciones de viviendas en ningún tramo, aunque sí que será necesario tomar dos «cobertizos» y se harán ocupaciones temporales del espacio por donde discurrirá bajo tierra el colector de 7 kilómetros desde Churra hasta el río Segura. Los propietarios de esos terrenos recuperarán el derecho de uso de esa superficie para poder utilizarla como huertos-jardines.

La canalización se ejecutará a distintas profundidades, llegando hasta los 15 metros bajo tierra. «La razón de ser de esta obra no es evitar las inundaciones sino captar las aguas pluviales y liberar la red pública de alcantarillado», mencionó Cánovas.

El colector tendrá una capacidad de hasta 108 metros cúbicos en su sección mayor, una magnitud considerable, según los técnicos municipales que han asesorado en el proyecto, ya que el cauce del río Segura, en inundaciones muy intensas, ha llevado 400 metros cúbicos. La duración de las obras prevista es de dos años. El Ministerio dispone de una reserva presupuestaria de 41 millones de euros para financiar esta actuación que el Ayuntamiento y el Estado consideran prioritaria. Esta urgencia lleva detrás décadas de reivindicación, como recordó la socialista Susana Hernández, que espera que este anuncio sea el definitivo.

El jefe de explotación del Trasvase de la CHS confirma que hay 41 millones para la ejecución del interceptor

La intención es acabar con la imagen de la ciudad anegada cada vez que llueve con intensidad por la incapacidad actual de canalizar el agua de las seis ramblas que desembocan en avenidas de la zona norte: Alta y Baja de Churra, Pago del Obispo, Cementerio, Espinardo y La Bernala.

El pedáneo de Churra, Ángel Lorca (Ciudadanos), aseguró que la canalización de las ramblas para que no se colapsen las avenidas de la ciudad es una reclamación prioritaria a las administraciones y asegura que dará por bien invertida su dedicación a la política local si se consigue.

El edil de Fomento explicó que el encaje de la planta ha sido complicado por la decisión del Ayuntamiento de que no se toque ni una casa. Además, recordó que Emuasa ejecutará unas obras por valor de 90.000 euros para utilizar un tramo del colector ya construido en Churra para recoger aguas residuales de edificios como tanque de tormentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos