La mejor defensa, un rodillazo

La monitora explica cómo levantar la rodilla para propinar un golpe al atacante./Nacho García / AGM
La monitora explica cómo levantar la rodilla para propinar un golpe al atacante. / Nacho García / AGM

Un grupo de mujeres, víctimas de violencia de género, asiste a un taller para aprender técnicas de escape de sus agresores

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Quizá el consejo más extendido y recomendado a las mujeres para intentar evitar una agresión sexual sea dar una patada o un rodillazo en los genitales de su atacante. Pero no es el único. «Un repentino pisotón, un codazo o un fuerte golpe en los oídos con las manos abiertas pueden ayudar a la víctima a escapar de quien la tiene agarrada, y salir corriendo para pedir ayuda», explica la monitora Anais Heredia. Estas y otras habilidades son impartidas a un grupo de 30 mujeres maltratadas gracias a una iniciativa de Radio Ecca, dentro del Proyecto Mujer Avanza, en colaboración con la empresa Gama Seguridad y las concejalías de Derechos Sociales y Deportes, que han cedido una instalación deportiva para realizar el taller.

Anais es vigilante de seguridad de la empresa Gama, y, junto a Jesús Tornel, coordinador del departamento de vigilancia, imparten las clases. De las 70 mujeres que este curso participan en el Proyecto Mujer Avanza, una treintena ha optado, de forma voluntaria y gratuita, por participar en este taller de defensa personal que pretende ayudarles no solo a evitar una nueva agresión, sino también a subir la autoestima y seguridad en sí mismas. «Les enseño -explica Anais- una serie de técnicas escuetas y rápidas que les permita escapar de su atacante y salir corriendo para pedir ayuda».

Vestidas con camisetas y mallas, el grupo de mujeres asistentes al primer turno del taller escuchan atentamente las explicaciones y después repiten los ejercicios varias veces. «Cuando alguien os coge, lo que más cerca vais a tener son sus manos. Mejor coger un dedo que dos, porque al doblarlo se le provoca un fuerte dolor, y será más fácil escapar de su agarre», explica Anais mientras pide a las chicas que se coloquen por parejas. «Ahora os voy a enseñar cómo caeros para que el golpe no se lo lleve la espalda, sino las manos: nos vamos a hacer una pelotita, un rollito y abrís las manos en cruz para amortiguar la caída». Las chicas van se dejan caer una primera vez. «¡venga una más! ¡Venga otra más!», las anima la monitora.

«Un codazo o un golpe con las manos abiertas en los oídos del agresor puede ayudaros a escapar»

Al inicio de la clase han ido calentando y, después, como en pilates, practican el puente y las planchas. «Tienen que coger resistencia y elasticidad porque muchas de ellas, además, hace años que no han tenido tiempo de hacer ejercicio». Después de enseñarles cómo gatear hacia atrás, tumbadas en el suelo, con ayuda de los talones, entran ya en materia de cuáles pueden ser las técnicas más efectivas. «Practicamos algunos golpes de boxeo, como, por ejemplo, con una mano tapamos y con la otra atacamos», junto a otras de kárate , en las que presionando con los dedos en la garganta o en los ojos, también pueden causar un gran dolor».

Las clases se enmarcan en el Proyecto Mujer Avanza, que cuenta este curso con 70 participantes

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, que presenció parte del taller, indicó que «esta una buena iniciativa que debería abrirse a más organizaciones de mujeres porque en cualquier momento se pueden encontrar en una situación complicada, no solo en caso de violencia de género, sino al ir por la calle a ciertas horas».

Mediación laboral y preparación de entrevistas de trabajo

El Proyecto Mujer Avanza, que desarrolla Radio Ecca, subvencionado por el IMAS y el Fondo Social Europeo, se imparte actualmente a 70 mujeres, víctimas de violencia de género, que están recibiendo atención social y orientación laboral. Se han impartido dos talleres de habilidades sociales y autoestima, otros dos de preparación a entrevistas de trabajo y de alfabetización informática y búsqueda de empleo. También es posible obtener un certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas dependendientes en instituciones sociales, que incluye prácticas profesionales «remuneradas», como explica Johana, -el nombre es ficticio para proteger su identidad-. Respecto al taller de defensa personal, asegura que «es algo que se debería hacer más a menudo». Otra compañera, María, añade que «tú crees que solo puedes dar arañazos o tirar del pelo, pero hay más técnicas para defenderte». Ambas están muy agradecidas a Radio Ecca porque «te dan apoyo moral y te ayudan a buscar empleo. Es como una amiga». Se puede contactar con Radio Ecca en el teléfono 968 219283 o en su sede, calle Condes de Barcelona, 5, primer piso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos