Martínez-Oliva dejará la presidencia de la Mesa de Contratación a partir de marzo

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La entrada de los políticos a las mesas de Contratación ha servido, según el concejal Martínez-Oliva, para que vean cómo realmente funciona el servicio. «Cuando estás dentro compruebas que se aclara todo, que se justifican las valoraciones técnicas que se hacen». Pero eso tiene los días contados ya que la nueva ley de Contratos del Sector Público prevé una tecnificación de las mesas. En la administración del Estado y en la autonómica las mesas son órganos exclusivamente técnicos, sin posibilidad de que interfiera el poder político, pero en la administración local hay una disposición adicional que permite que hasta un tercio de los participantes pueden ser políticos, aunque no lo impone. En el caso del Ayuntamiento la participación de los grupos es del 70%. Hoy hay un presidente, que es el concejal Martínez-Oliva, que ayer anunció a 'La Verdad' que dejará de ser el presidente a partir de marzo para que sean los técnicos los que encabecen el proceso, y tres vocales, que se corresponden con los representantes de Intervención, Asesoría Jurídica y Contratación, y la secretaria, que no tiene voto. Con la entrada del alcalde Ballesta, se permitió a los grupos políticos participar, aunque el Gobierno local decidió expulsar a Ahora Murcia porque dejó de asistir. «Los expedientes están al servicio de todos, pero no vienen. Las aportaciones de Luis Bermejo en el tiempo que fue miembro fueron enriquecedoras, era un miembro bastante trabajador, entendía perfectamente de lo que estaba hablando, y aportaba de forma respetuosa. Sin embargo, desde que no está, Ahora Murcia no ha vuelto a la mesa ni se ha interesado por los procesos contractuales», dice.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos