Una mañana a lo 'Pretty Woman'

Paquita, cargada de bolsas, junto a su hijo Francisco García. /Juan Carlos Caval / AGM
Paquita, cargada de bolsas, junto a su hijo Francisco García. / Juan Carlos Caval / AGM

Paquita Meroño, de 76 años, fue la encargada de gastar ayer, en tres horas, los seis mil euros del premio 'Compra-Reloj' en las tiendas de la ciudad

MARÍA AGUILARMURCIA

«¡Nunca en mi vida me había tocado nada!», exclamaba sin parar Paquita Meroño. A sus 76 años, esta vecina de Santiago el Mayor se enfrentó ayer al reto de gastar 6.000 euros en tiendas de la ciudad en poco más de tres horas, tras haber sido la ganadora de la 'Compra-Reloj 2017' que organiza la Cámara de Comercio.

Jamás habría imaginado Paquita que una llamada podría darle tanta alegría. «Estaba cosiendo en mi casa cuando me llamaron y no me lo creía, pensaba que era una broma telefónica. Pero luego subí el volumen de la tele y vi que, efectivamente, era yo la que estaba gritando», explicó con una sonrisa en la boca. Su recorrido por los comercios de la ciudad comenzó ayer a las diez de la mañana en la Camisería Alemán, el establecimiento que le brindó su boleto ganador.

Paquita decidió comenzar su reto comprando en locales de la zona del Barrio del Carmen, donde adquirió varios relojes, gafas de sol y hasta una lavadora. «Lo único que me hacía falta era la lavadora, que llevo tiempo queriendo cambiarla», comentó divertida. La mayoría de sus compras, explicó, serían los regalos de Reyes de sus hijos y nietos. Entre la risa y la sorpresa de los dependientes, Paquita se hizo en apenas hora y media con más de una docena de bolsas con zapatos, perfumes y productos tecnológicos.

Un 'San Andrés' muy especial

Los nervios y la emoción no permitieron a esta vecina olvidarse de su marido y de su nieto Andrés, que celebraban ayer su onomástica. «Mi nieto está como loco con que le lleve un regalo por su santo», aseguró. Una de las paradas obligatorias de su recorrido fue una juguetería para cumplir con la promesa a su nieto.

Pasado el mediodía, la afortunada abuela se desplazó junto con sus dos hijos hasta el centro de la capital para terminar allí con su inolvidable día de compras. La parada más deseada por Paquita fue la que le permitió hacerse con su tan ansiado jamón. «Lo primero que le dije a mi marido cuando me enteré es que este año íbamos a tener un buen jamón por Navidad», explicó. Un manjar que estas fiestas podrán acompañar con algunas de las botellas de vino que también adquirió esta ilusionada vecina. «Lo he pasado fenomenal, me he sentido como Julia Roberts en 'Pretty Woman'», concluyó Paquita entre risas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos