El Malecón y La Fica estarán blindados contra el botellón los doce días de feria

La campaña diseñada por la 'junior' empresa Judoc, surgida en la UMU, muestra tres atracciones de feria. El coche de choque, la noria y la montaña rusa. En los tres casos aparece la 'D' de la droga, con sus efectos perversos sobre quien las consume./
La campaña diseñada por la 'junior' empresa Judoc, surgida en la UMU, muestra tres atracciones de feria. El coche de choque, la noria y la montaña rusa. En los tres casos aparece la 'D' de la droga, con sus efectos perversos sobre quien las consume.

El Ayuntamiento y Feremur lanzan una campaña para dar a conocer los efectos del abuso del alcohol y las drogas en los jóvenes

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Las escenas de gente concentrada bebiendo en el paseo del Malecón en la Feria de Septiembre se repiten año tras año, pese a las voces de alarma y a los intentos de la oposición para que se cumplan las ordenanzas y se persiga la práctica del botellón. El Gobierno municipal, consciente de la presión política y en un intento por sacudirse el polvo de los pies, presentó ayer la campaña 'Di no a las drogas. Di sí a la feria', en la que colaboraron la Federación Regional de Estudiantes Murcianos (Feremur) y anunció que la Policía Local pondrá los medios para evitar las concentraciones de otros años e impedir los 'botellódromos'.

La portavoz del equipo de gobierno, Rebeca Pérez, explicó el pasado viernes que el alcohol juega un papel protagonista en la cultura del policonsumo de drogas o sustancias estupefacientes, «y lo que pretendemos es destruirla porque muchas veces se entiende como algo normalizado o inherente al ocio de los jóvenes en las noches de fiesta». El bullicio, el ruido, la suciedad y el vandalismo en el espacio público, las agresiones o peleas y los accidentes de tráfico son algunas de las consecuencias evidentes del exceso en la ingesta de alcohol, pero los problemas se trasladan de la calle al ámbito de las familias, por eso ese interés en promocionar alternativas de ocio más saludables.

¿Será una campaña más? ¿En qué quedará? «Nos parece una iniciativa muy adecuada porque ha sido creada exclusivamente por jóvenes, a propuesta de Feremur, y vamos a utilizar todos los perfiles institucionales del Ayuntamiento para darle difusión y habrá unos puntos estratégicos de información en los recintos de las fiestas y en los días más señalados que serán atendidos por voluntarios», avanza Rebeca Pérez.

Habrá más asistencia sanitaria en los recintos para atender antes los casos de embriaguez

La 'junior' empresa Judoc, surgida en la Facultad de Documentación de la Universidad de Murcia, realizó el diseño y la creatividad de esta acción, que incluye el reparto de 5.000 folletos en El Malecón, La Fica y las zonas de ocio del centro de la ciudad. El concejal de Turismo y Cultura, Jesús Pacheco, añadió que esta iniciativa va en la línea de reducir el número de atenciones sanitarias en las fiestas, «como ya se logró en las Fiestas de Primavera pasadas, consiguiendo que descendiera un 15% el número de intervenciones con respecto a 2016». Un gran número de actividades programadas están dirigidas a jóvenes, por lo que Pacheco manifestó que «se tendrá un especial cuidado con el control de esas zonas de gran afluencia. Vamos a intensificar en La Fica y en los Huertos del Malecón la dotación asistencial para que en caso de ocurrir cualquier tipo de incidente por gente que haya podido verse perjudicada por la ingesta de alcohol o de otras sustancias sea lo más rápidamente posible atendida». Pero lo más importante, incide Pacheco, «es conectar con el lenguaje de los jóvenes y transmitir la idea de que uno se puede divertir respetando a los demás y respetándose a uno mismo. Esa es la idea que debe calar: pasárselo bien en la Feria es posible sin beber alcohol. Con una correcta difusión y una mayor colaboración de los jóvenes vamos a poder ir rebajando el número de asistencias».

El responsable municipal de Salud, Felipe Coello, sostiene que es crucial apostar por la información dirigida a los jóvenes para advertir de los peligros. «Hay que animar a asociaciones y clubes a fomentar este tipo de actuaciones, porque la participación nos hará mucho más grande y daremos un salto de calidad para rebajar las cifras de años anteriores. Yo espero que haya una Feria de lo más trepidante y lo más divertida».

El presidente de Feremur se mostró agradecido por la disposición del Ayuntamiento en apoyar un mensaje que a veces no cala demasiado: que se puede disfrutar sin consumir alcohol o, al menos, sin pasarse. «Es una campaña necesaria, y el mensaje es claro», apunta Rafael Olmos.

Ángel Aldavero, el diseñador de la campaña, manifestó que el objetivo es «concienciar y saber diferenciar entre drogas y feria, y que cale el mensaje de que una cosa tan grave como las drogas tiene consecuencias negativas, como se aprecia en la degradación de las imágenes. Si te subes al coche de choque de las drogas puedes acabar bastante mal, y lo mismo pasa en la montaña rusa o en la noria de las drogas. Hay que saber distinguir». En las tres imágenes de esta acción informativa aparece la 'D' de droga, «que siempre falla».

El concejal socialista Juan Vicente Larrosa, por su parte, exigió el pasado viernes al Gobierno de Ballesta que la «novedad de las fiestas» sea la mejora del transporte público. La bajada del precio del billete en autobús y tranvía para fomentar la participación de los vecinos de las pedanías es una propuesta del PSOE aprobada en el Pleno del Ayuntamiento en septiembre de 2016. Otras ciudades lo hacen, ¿por qué Murcia no?, se pregunta Larrosa. El edil de Fomento, Roque Ortiz, dijo que con la entrada en vigor de los presupuestos se introducirán mejoras y que las líneas de pedanías son competencia de la Comunidad.

Fotos

Vídeos