«Si llevas al bebé pegado, llora menos»

Cristina Jiménez muestra una de las bandoleras diseñada por ella para el porteo de bebés./V. V.
Cristina Jiménez muestra una de las bandoleras diseñada por ella para el porteo de bebés. / V. V.

Cristina Jiménez diseña bandoleras que permiten a las mamás realizar cualquier tarea con el niño encima

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Sabe por experiencia lo cómodo que es llevar a su bebé encima, colgado de una bandolera, tanto si sales a la calle como si estás realizando las tareas de la casa: «Si lo llevas pegado a ti, está comprobado que lloran mucho menos porque tienen todas sus necesidades cubiertas; hasta les puedes dar de mamar». Cristina Jiménez tuvo a su primera hija hace tres años y medio y ahora está embarazada de seis meses. «Cuando nació Ángela, casi no había artículos para el porteo de bebés, y básicamente había que conseguirlos 'online'», explica. «La gente se extrañaba al verme; ahora está más integrado». De ahí le surgió la idea de comercializar este tipo de productos bajo la marca 'Mar de amores', «porque llevar encima a tu bebé es un amor», asegura. Explica que los artículos que vende pretenden «atender las demandas del bebé sin que influyan en tu vida diaria. Así evitas barreras arquitectónicas y puedes trabajar en casa con el bebé pegado».

Cobertores para mochilas

En su puesto de venta del 'coworking' de la plaza Circular se pueden adquirir mochilas para transportar a los niños a la espalda o en el pecho, cobertores para mochilas y las bandoleras que ella misma diseña y que tienen otra utilidad: «te sirven para descargar los riñones y la barriga cuando estás embarazada», asegura mientras hace una demostración envolviendo su tripa en una vistosa bandolera de color fucsia. No obstante admite que la idea de la bandolera no es suya: «Ya se venden desde hace tiempo, pero las que tengo las diseño yo». El precio es de 36,95 euros, mientras que las mochilas están en torno a los 125 euros.

Ella también comenzó su andadura profesional anunciando y vendiendo sus productos en su página web (www.mardeamores.es) pero quiere aprovechar hasta el 23 de diciembre para darse a conocer a nuevos clientes.

Cristina había realizado algunos cursos de formación en el Centro de Iniciativas Municipales y, por eso, cuando surgió la idea de arrancar este proyecto le propusieron participar.

«Yo no tuve carro cuando nació Ángela. La llevé en el portabebés exclusivamente y es lo mejor que he hecho», confiesa.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos