«Menos lacito y más dinerito»

Varias mujeres protestan durante la manifestación esn Murcia./NACHO GARCÍA / AGM
Varias mujeres protestan durante la manifestación esn Murcia. / NACHO GARCÍA / AGM

Centenares de mujeres protestan en Murcia «por la falta» de presupuesto del Pacto contra la Violencia de Género

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

El movimiento feminista volvió a dejarse oír con fuerza este martes por las calles de Murcia. Centenares de personas, mayoritariamente mujeres, se sumaron a esta manifestación –la primera convocada por la Asamblea Feminista de la Región– para protestar por el «incumplimiento» de la dotación presupuestaria del pacto contra la violencia de género en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Una protesta que llegó a cortar el tráfico en la Gran Vía murciana y que transcurrió sin incidentes. La cita contó, como participante de excepción, con el secretario general confederal de UGT, Pepe Álvarez, que cerraba con ese acto su apretada agenda en la ciudad.

Al grito de «menos lacito y más dinerito», las manifestantes reclamaron al Gobierno central que dote adecuadamente este pacto, nacido con la intención de batallar contra la lacra del maltrato en diferentes frentes. Al igual que en otras protestas que se repitieron en otros puntos del país, las convocantes denunciaron que el Pacto incluye solo 80 millones en el proyecto de presupuestos generales para 2018 y deja los 120 millones restantes a la financiación autonómica.

«Si no está dotado el Pacto se convierte en papel mojado», remarcó Fuensanta Vietor, una de las integrantes de la Asamblea Feminista, que tiene detrás a una veintena de colectivos y asociaciones. «Es una falacia». Vietor recordó que Murcia tiene el dudoso honor de ser la segunda comunidad del país con mayor tasa de violencia de género y que, a día de hoy, «se presenta una denuncia cada día» por maltrato.

Olvido Garrido, del Movimiento Feminista de Murcia, remarcó, también, que «no se deben firmar pactos si al mismo tiempo no hay un compromiso vinculante».

Las manifestantes aprovecharon la cita para recordar otras batallas que el movimiento feminista está abanderando en la actualidad, como la denuncia de la sentencia judicial del 'caso de La Manada' y de otras agresiones sexuales. «En Murcia hay cantidad de violaciones», remarcó Garrido, «de unas nos enteramos y de otros no».

En su manifiesto, las convocantes califican de «homófoba e insumisa» la negativa de la consejera murciana de Educación, Adela Martínez-Cachá, a cumplir la ley autonómica de 2016 de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos