Las juntas de barrios y pedanías contarán con el mayor presupuesto de su historia

Eduardo Martínez-Oliva durante la presentación de los presupuestos. Gráfico
Eduardo Martínez-Oliva durante la presentación de los presupuestos. / Edu Botella/ AGM

Dispondrán de 71,9 millones, de los que 17,6 los gestionarán directamente; 13 serán para gasto corriente; 25, de inversiones de concejalías, y 15,9, de un plan extraordinario

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Es el presupuesto municipal más tardío, pero también el más inversionista de la historia, sobre todo en barrios y pedanías, gracias a los fondos europeos Feder, al Plan de Inversión Extrapresupuestario, negociado entre los grupos municipales del PP y PSOE, y los remanentes de Tesorería. El concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez-Oliva, presentó ayer «por fin» el proyecto de presupuestos para el año en curso, tras la celebración de una Junta de Gobierno extraordinaria que le dio luz verde. El presupuesto lo llevará a Pleno el próximo jueves para su aprobación y, si no hay reclamaciones en los 15 días de exposición al público, estará operativo a primeros de agosto, es decir en el octavo mes del año. Valga como dato comparativo que los presupuestos de 2016 se aprobaron en diciembre de 2015 aunque debido a una reclamación entraron en vigor tres meses después.

En esta ocasión, Martínez-Oliva ha esperado a presentar las cuentas municipales cuando ha tenido asegurado que podrá sacarlas adelante en el Pleno, con mayoría simple de los 12 concejales del PP, gracias a la abstención del PSOE. El presupuesto de 2016 se aprobó por 18 votos a favor de los grupos Popular (12) y Socialista (6) y 11 en contra de Ciudadanos, Ahora Murcia y Cambiemos Murcia. El PSOE dio su voto porque se recogió su enmienda de presupuestos alternativos. Este año las negociaciones del equipo de gobierno con el PSOE han sido largas y difíciles hasta el punto de que acabaron con la dimisión del portavoz socialista, José Ignacio Gras, con quien Martínez-Oliva negoció la mayoría de los acuerdos ventajosos para pedanías, pero insuficientes para otros compañeros del partido y del grupo municipal. La nueva portavoz socialista, Susana Hernández, admite que «aunque estos no son nuestros presupuestos, permitirán subsanar el mal endémico que es la discriminación de las pedanías y su capacidad de gasto». De ahí que haya anunciado la abstención de su grupo (6 ediles) lo que permitirá al PP sacar adelante el presupuesto por mayoría simple de sus 12 concejales. El total del presupuesto asciende a 408,3 millones de euros, frente a los 404 millones de 2016, lo que supone un incremento del 0,98%.

4,5
millones de euros para el soterramiento del AVE, que es la aportación municipal hasta 2018.
20
millones de los remanentes de Tesorería disponibles para financiar la recuperación del entorno de San Esteban, la Cárcel Vieja y la senda verde de la Costera Sur.
450.000
para el nuevo acceso al cauce del río Segura, frente al Hotel Siete Coronas, dentro del Proyecto Río.
200.000
con destino al Centro de Interpretación de Contraparada, dentro del Plan Especial de la Huerta.
1,1
millones para recuperar molinos, acequias y edificios históricos.
1,9
millones para reposición de pavimentos y aceras.

Una comisión municipal decidirá cómo se distribuyen 14 millones entre las peticiones que transmitan las juntas

El programa de ayudas de fondos Feder inyectará otros 17,4 millones para inversión

Destaca especialmente el gasto previsto en barrios y pedanías, que asciende a 71.9 millones de euros, lo que representa un 29,17% de los recursos disponibles por el Ayuntamiento. De ellos, 17.6 millones serán gestión directa o indirecta (a través de Fomento) de las juntas municipales; 13 millones de gasto corriente para el mantenimiento y conservación de instalaciones deportivas, centros municipales, colegios, etc.; 25,2 millones de inversiones previstas por las diferentes concejalías y 15,9 millones de financiación extrapresupuestaria, a cargo de remanentes de tesorería para ejecutar obras en pedanías.

De estos casi 15,9 millones de euros, 2 millones permitirán incrementar las inversiones previstas en los presupuestos por las propias pedanías, mientras que los 14 millones restantes se distribuirán por una comisión compuesta por los grupos municipales de acuerdo a las peticiones que transmitan las juntas.

De acuerdo con las conversaciones mantenidas entre el PP y PSOE, este plan de inversión extrapresupuestaria se aprobará en una moción que se presentará al Pleno que dé luz verde a los presupuestos.

La capacidad inversora del Ayuntamiento será de 96,5 millones de euros. El capítulo 6 (inversiones) incluye 38,7 millones de euros, pero hay que sumar los 17.4 millones de euros procedentes del Programa de Ayudas de Fondos Feder para la financiación de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado y las cantidades del Plan de Inversión Extrapresupuetario (1,9 millones que recibirán las juntas más los 14 millones que distribuirá la comisión creada al efecto para distribuir otros 14 millones entre las juntas).

Por lo que respecta a los 38,7 millones del capítulo 6 (inversiones), cabe recordar que, entre otros proyectos, contempla las actuaciones incluidas en Murcia Río (450.000 euros para el nuevo acceso al cauce del río Segura, frente al Siete Coronas; 225.0000 para la adecuación del cauce natural del río; y 50.000 euros para rehabilitación de meandros) y el Plan Especial de Protección de la Huerta (200.000 euros para el Centro de Contraparada, y 1.167.000 para recuperación de molinos, acequias y edificios históricos), la mejora de las comunicaciones, el turismo cultural y la red de infraestructuras municipales.

Hay 20 millones de euros de los remanentes de Tesorería disponibles para financiar la recuperación del entorno de San Esteban, la Cárcel Vieja y la senda verde de la Costera Sur. También hay una partida, con la correspondiente retención de crédito, de 4,5 millones, para el soterramiento del AVE, que es la aportación del Ayuntamiento hasta 2018. La apuesta por la bicicleta tiene una asignación de 480.000 euros y hay una partida de fondos Feder para seguir cerrando cinturones con el centro de la ciudad y un millón de euros para el proyecto 'ADN Urbano' de Santa Eulalia.

El proyecto de remodelación de Alfonso X, que se realizará en dos fases, tiene una parte de financiación europea y otra a cargo del presupuesto municipal. Las obras del tramo entre Santo Domingo y Jaime I costarán 3 millones, y en torno a 2,7 el siguiente tramo.

Martínez-Oliva: «Es el resultado de muchas negociaciones y sinsabores»

«Son realistas, rigurosos y transparente y se han elaborado con el convencimiento de que son los presupuestos que Murcia necesita», explicó Eduardo Martínez-Oliva. No obvió que «son el trabajo de mucho tiempo, muchas negociaciones y muchos sinsabores y todos hemos tenido que mover posiciones y adecuar nuestro discurso [en referencia a la negociación con el Grupo Municipal Socialista] porque hemos creído que el objetivo era el bienestar de los murcianos por encima de las ideas políticas».

Se reprocha, también, que «teníamos que haberlos aprobado antes» y avanzó que «es el reto que este concejal asume para el año que viene».

Para llevar a cabo estas actuaciones, el presupuesto está nivelado con los ingresos, del que el 67,54% se financia con recursos propios, correspondiendo el 26.21% a transferencias de otras administraciones y el 6.24% a préstamos. En 2017 los impuestos directos, que supondrán 191,8 millones, se reducen respecto a 2016.

Los principales capítulos del presupuesto consolidado de gastos -que apenas se incrementa el 0.98% respecto a 2016- corresponden al personal -123,8 millones- y los gastos corrientes -176,9 -, que permiten hacer frente al mantenimiento de los servicios públicos, entre ellos, alumbrado, recogida de residuos y limpieza viaria. Destaca el descenso del 45% de los gastos financieros debido a la reducción de los tipos de interés y a la amortización anticipada de deuda en los dos últimos ejercicios.

El PSOE: «Los vecinos no se merecen seguir con el bloqueo»

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Hernández, advierte de que «hemos intervenido en estos presupuestos por un ejercicio de responsabilidad y compromiso con los murcianos. Y aunque el equipo de Ballesta se merezca un bloqueo de los presupuestos, nuestros vecinos, no». Por eso, explica, «no nos hemos conformado con la consignación de partidas que serán un verdadero revulsivo para pedanías, sino que nos hemos esforzado para la creación de una Comisión de Seguimiento y Control del Presupuesto». Uno de los logros que destaca es la mayor autonomía que tendrán las juntas municipales, al incrementarse su capacidad de gasto de 3.000 a 5.000 euros; además de que dispondrán de otros 1.900.000 euros también para inversiones y 1.081.000 para incrementar la partida de gasto corriente. Además han conseguido un plan de inversiones por 14 millones para pedanías, que se aprobará como un documento aparte.

El portavoz de Cs, Mario Gómez, considera que la alianza del PSOE con el PP «no es más que un nuevo engaño a los ciudadanos al mezclar churras con merinas, o lo que es lo mismo, presupuesto con plan extraordinario». El concejal de Cambiemos Sergio Ramos tilda de «irreal y continuista» el presupuesto.

Fotos

Vídeos