Cada junta municipal podrá adjudicar solo un contrato menor al año a una misma empresa

Eduardo Martínez-Oliva./J. C.
Eduardo Martínez-Oliva. / J. C.

El Consistorio pone en marcha el nuevo sistema que evitará los fraccionamientos, tras aclarar las dudas con la junta central

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La nueva ley que entró en vigor el 9 de marzo establece que los contratos menores deben ser residuales para evitar la práctica prohibida de los fraccionamientos. Dada la singularidad del municipio, donde las juntas de barrios y pedanías tienen autonomía para contratar pequeñas obras y servicios, el gobierno local hizo llegar a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa del Estado las dudas sobre el procedimiento y ayer el concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez-Oliva, trasladó a los grupos de la oposición la fórmula adoptada tras consultar a los técnicos de Intervención, Oficina de Gobierno Local, Contratación, Asesoría Jurídica y Descentralización. A partir de ahora, según explicó el edil a 'La Verdad', cada servicio municipal y cada pedanía será considerada como una unidad funcional independiente para aplicar el límite de 40.000&euro para los contratos de obras y 15.000&euro para los de servicios y suministros.

La norma, según el informe elaborado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento en base a la interpretación de la Junta Consultiva, no impide que se celebren contratos menores por el mismo operador económico sin límite alguno. La conducta prohibida que debe ser objeto de la necesaria justificación, dice el informe, consiste en que se celebren sucesivos contratos cuyas prestaciones constituyan una unidad y cuya fragmentación resulte injustificada en dos supuestos: bien por haber existido un previo contrato de cuantía superior al umbral y que, sin embargo, se desgaja sin motivo en otros contratos menores posteriores con prestaciones que debieron formar parte del primer contrato, o bien porque esto se haga fraccionando indebidamente el objeto en sucesivos contratos menores.

Para evitar el fraccionamiento de contratos con carácter fraudulento se recoge la prohibición de contratar con un mismo proveedor por encima de esos importes. Con la aclaración, explica Martínez-Oliva, esto se traduce en que una misma empresa podrá ser adjudicataria de un contrato menor en los importes mencionados en Torreagüera, pero también en cualquier otra pedanía, de modo que la limitación es en la cantidad y en el lugar de actuación.

Los límites que fija la ley son 40.000 euros para las obras y 15.000 euros para los servicios y suministros

Esta circunstancia se da en la mayoría de las administraciones locales. Los nuevos modelos de contratos simplificados y reducidos requieren entender hasta dónde se debe extender el ámbito del objeto del contrato. A partir de ahora cada concejal del gobierno local tendrá competencias y responsabilidad sobre cada área que dirige a la hora de realizar contratos menores -hasta ahora era Martínez-Oliva el que asumía las competencias-. El edil espera que aclaradas las dudas (el ámbito de objeto y justificación, la asunción de competencias, el límite temporal a la hora de aplicar estos criterios a un año o ejercicio presupuestario, y el concepto de unidad funcional) pueda funcionar correctamente la maquinaria de la contratación local.

En los últimos dos meses se han producido quejas por parte de los pedáneos del PSOE y de Ciudadanos por los atascos en los servicios municipales. «Cada pedanía -insiste Martínez-Oliva- no podrá contratar cada año con una empresa por el mismo concepto por encima de los umbrales fijados en la ley. En el mismo sentido cada servicio funcionará de forma independiente».

La Federación de Municipios y Provincias elaborará unas recomendaciones de carácter general que sean representativas de las últimas resoluciones aclaratorias adoptadas.

Reproches de la oposición

La portavoz socialista Susana Hernández considera que al Consistorio le ha pillado con el paso cambiado la nueva ley, pese a que desde noviembre se venía advirtiendo de los cambios en los contratos menores. «Me parece increíble -dice- que no se contemplara que esto podía pasar y que se haya permitido que todo el Ayuntamiento esté bloqueado por dudas al aplicar la normativa». En todo caso, da por bienvenida las puntualizaciones y confía en que con la legislación en vigor se evite en lo sucesivo la práctica ilícita de los fraccionamientos de obras y servicios.

El concejal de Cambiemos Murcia Sergio Ramos se pronunció ayer en contra del abuso de los contratos menores y dijo que mientras que en Valencia en 2017 se realizaron 3.000 contratos de esta naturaleza, en el caso de Murcia la cifra fue de 300.000. «Es que estamos hablando del 99% de los contratos de las juntas municipales, que ahora van a tener que realizarse previo informe y justificación del concejal responsable. Vamos a estar pendientes de cómo se resuelve. Pueden introducirse fórmulas, como los contratos mancomunados para cubrir determinadas áreas. Tampoco entendemos por qué los pedáneos, con la llegada del equipo de Ballesta y previo pacto con el PSOE, pasaron a poder adjudicar a dedo contratos por valor de 5.000 euros máximo, cuando antes estaba en 3.000».

El PSOE lamenta que no haya ni borrador de los Presupuestos

La concejal socialista Susana Hernández lamentó ayer «la incapacidad» de José Ballesta como alcalde de Murcia, a la hora de gestionar el Ayuntamiento. «Queda de manifiesto con la falta de un borrador de Presupuestos para 2018, lo cual se traduce, por ejemplo, en precariedad de plantilla y ausencia de inversiones en cuestiones básicas». Hernández arremetió también contra Cs, «socios de gobierno» de Ballesta. El PSOE dice que el PP no hace una buena gestión económica «y el alcalde se limita a pasearse haciéndose fotos por la ciudad». Según el edil de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva, el PSOE ha perdido la memoria histórica, «ya que solo así se explica que su portavoz afirme que es el mayor retraso en la historia del municipio» y recordó que el PP cuando llegó en 1995 se encontró un ayuntamiento sin presupuesto. Y recordó que con Gras el PSOE tenía otra postura más dialogante.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos