La juez no puede acreditar por el momento que el incendio de la escultura floral fuera intencionado

La escultura, pasto de las llamas./LV
La escultura, pasto de las llamas. / LV

El sospechoso, de 23 años y nacionalidad italiana, queda en libertad con cargos, sin fianza y localizado en su domicilio italiano y en el de su abogada. El Ayuntamiento cuantifica los daños en unos 60.000 euros

A. N.Murcia

El joven detenido por la quema del Jardín de Primavera en homenaje a Antonio Campillo, la estatua ubicada en la avenida de la Libertad de Murcia, fue puesto en libertad este jueves tras declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, en funciones de guardia. La instructora le investiga por un delito de daños. No se impone ninguna medida provisional adicional, quedando el investigado localizado en su domicilio en Italia y en el de su abogada, en España.

Según fuentes del TSJ, de las diligencias realizadas hasta ahora y en la fase preliminar, «no se puede acreditar indiciariamente la intencionalidad» de los hechos, por tanto, el incendio habría sido provocado accidentalmente, a falta de la práctica de las pruebas periciales pertinentes.

En el curso de la investigación, la Policía Nacional ya ha tomado declaración al vigilante de la escultura, que fue quien observó al sospechoso, y a los responsables del ayuntamiento.

El joven es un turista italiano, de 23 años, que llevaba desde el sábado en Murcia y que no al parecer no habla español, según indicaron fuentes policiales. Según ha podido saber este diario, el sospechoso alegó, en un primer momento, que prendió fuego a la escultura floral como una broma, «una chiquillada».

La Policía Nacional ha tomado también declaración a todos los testigos de los hechos y a representantes del ayuntamiento con objeto de esclarecer lo sucedido, conocer con exactitud el valor económico de los daños ocasionados por la quema de esta escultura, en torno a los 60.000 euros, y recoger en el atestado cómo este daño en el Jardín Floral ha podido afectar a los intereses generales.

La estatua y su propiedad intelectual pertenecen a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento STV Gestión que ya ha interpuesto la denuncia y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes. Se trataba de una estatua elaborada con 2.500 ramos de flores y cinco metros de altura.

Los hechos tuvieron lugar la pasada madrugada. Agentes de la Comisaría de Distrito de San Andrés procedieron al arresto del joven, quien permanecía retenido por un vigilante de seguridad establecido al efecto en este Jardín Floral. Según fuentes policiales, «en un momento dado y de forma repentina apareció este chico y con un mechero le prendió fuego a la estatua y la escultura floral comenzó a arder». Empleados de limpieza intentaron apagarlo con una máquina utilizada para limpieza de las aceras que consta de una manguera de agua a presión y poco después llegaron los bomberos para sofocar el incendio.

La estatua floral, el pasado lunes, en su presentación oficial.
La estatua floral, el pasado lunes, en su presentación oficial. / Javier Carrrión / AGM

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos