Jesús Abandonado logra la inserción de 28 usuarios de su centro de formación

Comité de Seguimiento del Programa Operativo del Fondo Social Europeo, ayer, en Jesús Abandonado. / FJA
Comité de Seguimiento del Programa Operativo del Fondo Social Europeo, ayer, en Jesús Abandonado. / FJA

Muchos son mayores de 45 años y parados de larga duración, con un nivel educativo elemental y poco conocimiento de los recursos disponibles

LA VERDADMurcia

El Centro de Empleo y Formación de la Fundación Jesús Abandonado promueve acciones para la mejora de la empleabilidad e inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión, como el Programa Emplea. Gracias a esta iniciativa el año pasado se formaron 95 personas, siendo 28 el número de inserciones laborales con contratos a tiempo parcial e indefinidos. Cristina Lucas, técnico de formación del Programa Emplea, explica que muchas personas acuden a los recursos de Jesús Abandonado ante la falta de un trabajo. «Por eso estamos también a través del área de Empleo y Formación para lograr la incorporación al mercado laboral y la inclusión social de todas las personas que lo necesiten». La mayoría de los demandantes son hombres -entre 25 y 54 años-, aunque con mayor presencia de mayores de 45 años, y más del 80% se encuentran en situación de desempleo de larga duración. En general, cuentan con un nivel de empleabilidad bajo y escasos conocimientos de los recursos existentes, y el 70% tiene estudios hasta educación primaria. Este centro cuenta con un aula equipada para impartir cualquier tipo de acciones formativas. A lo largo de 2017, desde el Programa Emplea se llevaron a cabo hasta 583 horas de formación a través de 14 cursos diferentes.

Fuentes de Jesús Abandonado indican que está incluida la formación prelaboral -talleres que motivan y reactivan para la búsqueda de empleo y la redefinición del perfil profesional-, o una formación básica, que pretende mejorar las competencias de la persona. Asimismo, se imparte una formación complementaria, que mejora de manera considerable las competencias profesionales, y una formación ocupacional, que capacita para una profesión.

«Cada persona cuenta con el apoyo y acompañamiento de un trabajador social, que desarrolla una atención personalizada de acuerdo a las características, capacidades, necesidades y expectativa», añade Lucas.

Este centro es fruto de la colaboración desinteresada de la Fundación Trinitario Casanova con Jesús Abandonado y está cofinanciado por Fondos Sociales Europeos en un 80% y en un 20% por la Comunidad a través del IMAS. La Fundación Jesús Abandonado, inscrita en el registro de entidades autorizadas por el Servicio de Empleo y Formación de la Región, recibió ayer la visita de miembros del Comité de Seguimiento del Programa Operativo del Fondo Social Europeo, incluyendo Alina Seciu, representante de la Comisión Europea, y Verónica López, directora del IMAS.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos